Panorama histórico

Programa de atención y educación de la primera infancia (AEPI) en Jamaica

©UNESCO/Gary Masters
Programa de atención y educación de la primera infancia (AEPI) en Jamaica

En sus años iniciales, en la década de 1950, la UNESCO apoyó los programas destinados a la primera infancia de la Organización Mundial para la Educación Preescolar (OMEP), una ONG internacional cuya labor se centra en los niños, del nacimiento a los ocho años de edad.
 

A principios del decenio de 1970, los esfuerzos de la comunidad internacional se centraron en la promoción del derecho de los niños a la educación y la UNESCO comenzó a participar directamente en ese ámbito, especialmente en materia de enseñanza preescolar y formación de los padres.  
 

Hacia 1979, los programas de la primera infancia empezaron a ser considerados cada vez más como un tema en sí, independiente de la educación formal. Se hizo hincapié en la elaboración de una estrategia amplia para la primera infancia y el fomento de un contexto propicio para que el niño aprenda y se exprese. Esta tendencia desembocó en la creación del concepto de “Atención y Educación de la Primera Infancia” (AEPI), que describe las actividades destinadas a los párvulos de edad preescolar y que se formuló en noviembre de 1981, en la Consulta Internacional sobre Educación Preescolar, patrocinada por la UNESCO.  
 

En la 25ª reunión de la Conferencia General de la UNESCO, en 1989, los delegados acordaron que la Organización debía lanzar un proyecto de cooperación intersectorial e interinstitucional denominado “El niño pequeño y el entorno familiar”, con el fin de coordinar todas las actividades que la UNESCO llevaba a cabo en pro de los párvulos de edad preescolar y sus familias. Este proyecto fue el cimiento de la Sección de la Primera Infancia creada en el marco de la División de Promoción de la Educación Básica. La misión de la Sección consiste en salvaguardar y promover el desarrollo de los niños pequeños y velar por que realicen una transición armoniosa del hogar a los servicios de la primera infancia y, posteriormente, a la enseñanza primaria.  
 

La labor de formular las políticas relativas a la AEPI se orienta por la Declaración de Jomtien sobre Educación para Todos, de 1990, que proclamó que el aprendizaje comienza con el nacimiento y que la atención a la primera infancia es un componente esencial de la educación básica. Apoyándose en el Marco de Acción de Dakar, aprobado en 2000, que incluye la promoción de la AEPI como el primero de sus seis objetivos principales, la UNESCO procura ampliar y mejorar el cuidado y la educación a la primera infancia y extender su prestación a todos los niños.  
 

En este marco de referencia, los programas de AEPI de la UNESCO se centran en la formulación de políticas, apoyando a los gobiernos mediante el examen de las políticas, el aumento de capacidades y las actividades de difusión.

 

Principio de la página