Niños Obreros

Un niño trabajando

© UNESCO/Esther Mooren
Un niño trabajando

La educación es una herramienta fundamental para prevenir el trabajo infantil, cuando éste constituye un obstáculo para que los niños asistan a la escuela. El acceso universal a la educación, y en particular a la enseñanza de calidad gratuita y obligatoria, garantizada hasta que el alumno alcance la edad mínima que fija la ley para acceder a un empleo, es un factor decisivo en la lucha contra la explotación económica de los niños.

Mediante sus programas, la UNESCO ayuda a que los niños adquieran educación básica y se matriculen en escuelas primarias y secundarias, de manera que no queden en situación de vulnerabilidad con respecto al trabajo infantil o terminen sometidos al mismo. La UNESCO participa en el Equipo de Trabajo Mundial Interinstitucional sobre el Trabajo Infantil y la Educación para Todos, junto con la OIT, el UNICEF, el Banco Mundial, el PNUD,  Education International y la organización Global March against Child Labour.  El cometido de este Equipo de Trabajo es contribuir al logro de la EPT mediante:

  • Campañas masivas de información y movilización comunitaria con el fin de sensibilizar a la opinión pública acerca de los derechos de los niños obreros en todos los niveles de la sociedad y fomentar la promulgación de leyes relativas al trabajo infantil. 
  • Asegurar el acceso a una educación de calidad gratuita y obligatoria hasta que el alumno alcance la edad mínima legal para acceder a un empleo.
  • Medidas para que las niñas acudan a la escuela y permanezcan en ella, comprendidas las adecuadas prestaciones de seguridad y de servicios sanitarios, las metodologías propicias para las niñas y la formación vocacional de contenido práctico, que conduzca una preparación profesional más amplia y formal.
  • Iniciativas para atraer a un mayor número de maestras a fin de que impartan enseñanza en las zonas rurales y marginales, y la formación de maestros para que adquieran competencias pedagógicas propicias para las niñas.
  • Creación de programas de formación en competencias prácticas para los niños obreros.
  • Promulgación de leyes que garanticen el acceso a la educación y eviten el trabajo infantil.
  • Códigos deontológicos y políticas de contratación para los patronos en lo referente al trabajo infantil.
  • Aplicación universal de la inscripción de nacimiento y protección del derecho del niño a disponer de un documento oficial que pruebe la edad que tiene.
Principio de la página