Cómo escribir un manual escolar sin estereotipos

© UNESCO/Katty Anis

Los manuales escolares y los materiales didácticos integradores pueden abrir la mente de los estudiantes hacia otras culturas y ayudar a los docentes en el cultivo de los valores y las competencias necesarios para aprender a convivir.

“Un buen manual escolar debe captar la atención de los alumnos y sintonizar con su realidad”, declara Jean Bernard, de la Comisión Nacional Estadounidense para la UNESCO. Bernard, que es productor de material pedagógico y asesor en el ámbito de los manuales escolares, opina que todos los materiales didácticos y los libros de texto deberían reflejar los principios de la educación para la ciudadanía y la paz.

“Los manuales escolares y los demás materiales pedagógicos no sólo organizan y transmiten conocimientos, sino que reflejan los valores de cada sociedad específica”, afirma Sylvie Cromer, socióloga de la Universidad de Lille2  e investigadora del Instituto Nacional de Estudios Demográficos de Francia.

El medio y el mensaje

Desde 1946 la UNESCO y sus asociados han venido examinando manuales escolares con miras a suprimir los estereotipos negativos y fomentar una cultura de paz. Las recomendaciones de la Comisión germanopolaca de manuales escolares, creada en 1972 con apoyo de la UNESCO, se han aplicado en muchos países del mundo. Asimismo, la UNESCO ha coordinado investigaciones comparativas en la materia, en el contexto del diálogo euroarábe.

En particular, la elaboración o revisión de manuales escolares de historia, geografía y estudios cívicos puede exigir una gran sensibilidad cultural, especialmente en situaciones posteriores a conflictos. “Al tener en cuenta los puntos de vista de grupos de población que han estado sujetos al dominio de otros o las opiniones de las minorías, los manuales escolares pueden contribuir al fomento del pensamiento crítico y el cultivo de la paz”, explica Cromer.

Este proceso de revisión no se limita exclusivamente a los manuales escolares.  “Cuando se sopesa la utilidad de todos los medios didácticos –desde los manuales escolares hasta Twitter- en cuanto catalizadores de la paz sostenible y la adquisición de competencias para la ciudadanía mundial, es importante tener en cuenta tanto el medio como el mensaje”, señala Bernard.

Una nueva carpeta didáctica

La UNESCO ha elaborado una nueva carpeta didáctica para facilitar la creación de manuales escolares libres de estereotipos.  Financiada por Arabia Saudita, esta carpeta tiene por objeto suprimir de los planes de estudio y los materiales didácticos los estereotipos relativos a la cultura, la religión y el género. Con el fin de examinar esta carpeta antes de su publicación, prevista para septiembre de 2013, la UNESCO está preparando un taller que tendrá lugar en Rabat (Marruecos), del 6 al 9 de mayo de 2013, y que permitirá que autores, editores, expertos en la elaboración de planes de estudios y especialistas en la creación de manuales escolares de 15 países colaboren con los encargados de la concepción de la carpeta y pongan a prueba su utilidad y pertinencia.  Las sugerencias que se obtengan se usarán para mejorar todos los aspectos de la carpeta pedagógica.

“Este proyecto conjunto de la UNESCO y Arabia Saudita es innovador, porque reúne lo mejor de la labor reciente de la UNESCO en materia de manuales escolares e instrumentos de aprendizaje, en forma de una carpeta útil para casi todas las personas que participan en el ciclo de creación, distribución y aplicación de manuales escolares”, afirma Bernard.  “El proyecto modifica el concepto inicial de lo que debe ser un manual escolar y de cómo debe usarse, en consonancia con la realidad de la era de la información, sin desatender los principios de tolerancia, respeto mutuo, igualdad y construcción de la paz, basados en seis decenios de investigación y revisión en la materia que la UNESCO y sus asociados han llevado a cabo”.

“La idea –señala Cromer- consiste en dar a los editores, ministerios, institutos pedagógicos y docentes –de hecho, a todos los que dirigen la cadena editorial- un enfoque metódico con miras a velar por que las publicación queden exentas de prejuicios y estereotipos”.

Este proyecto conjunto se inserta en el marco del acuerdo entre la UNESCO y Arabia Saudita para apoyar al Programa Internacional Abdullah bin Abdulaziz para una Cultura de Paz y Diálogo.

Principio de la página