Entrevista con el Sr. Qian Tang, Subdirector General de Educación de la UNESCO

©McOmish, E.

El Sr. Qian Tang, natural de China, especialista en enseñanza secundaria y técnica, fue nombrado Subdirector General de Educación el 14 de junio de 2010. El Sr. Tang es educador de carrera y diplomático. Su papel ha sido decisivo a la hora de movilizar a los donantes para que aporten recursos a la iniciativa Educación para Todos y de promover la cooperación Sur-Sur en materia de educación.

¿Qué aporta usted al cargo de Subdirector General de Educación?  

Bueno, a diferencia de la mayoría de los otros Subdirectores Generales nombrados por la Directora General, yo no soy un recién llegado a la UNESCO.  La carrera que he desarrollado en la Organización me ha proporcionado una comprensión exhaustiva de los problemas que afronta el Sector de Educación. Lo que aporto a este puesto es el deseo de construir un sector sólido y guiarlo en la consecución del objetivo de promover la paz y el desarrollo humano sostenible mediante la educación. Al igual que la Directora General, para quien la educación es una prioridad absoluta, yo quiero que la UNESCO sea reconocida claramente como líder mundial en materia de educación. Los pueblos del mundo confían en que nuestra Organización les ayude a vivir una vida más feliz y satisfactoria. En lo que a mí respecta, tuve la suerte de recibir una buena formación y  quisiera que esa misma oportunidad estuviera al alcance de todo el mundo. 

¿Qué desea lograr durante el ejercicio de su cargo de Subdirector General?         

En pocas palabras, quiero que la UNESCO sea considerada como “el primer peldaño” en todo lo relativo a la educación.

Esto entrañará, entre otras medidas, reposicionar el Sector de Educación, acelerar los avances en la consecución de los seis objetivos de la Educación para Todos (EPT) y estar preparados para 2015 y los años posteriores. Hasta esa fecha, y después, el Sector se centrará en mejorar la calidad de la enseñanza. Todos los países –lo mismo si son pobres, de ingresos medios o acaudalados- luchan por este tema fundamental.

Por último, es preciso que recuperemos la visión original y holística de la EPT y que definamos nuevamente nuestra función de coordinación internacional en el movimiento de la EPT. 

La UNESCO es la única organización de las Naciones Unidas cuyo mandato abarca todos los aspectos de la educación. ¿Qué rango tiene la iniciativa Educación para Todos, que la UNESCO coordina?  

La EPT suponía inicialmente una visión holística e integradora del aprendizaje a lo largo de toda la vida. Como usted sabe, las seis metas de la EPT son objetivos muy amplios, que incluyen la atención y educación de la primera infancia, la enseñanza primaria, la formación de jóvenes y adultos, la alfabetización de adultos, la igualdad de género y la educación de calidad.

Pero con el transcurso de los años prevaleció un enfoque que se iba estrechando. Tal vez a causa de los dos Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) que atañen a la educación, la EPT llegó a asociarse únicamente con dos temas –la educación primaria universal y la igualdad entre hombres y mujeres- y exclusivamente con los países en desarrollo.

Los donantes se ajustaron a esta línea. Pero la planificación nacional exige un enfoque integral y no separaciones artificiales entre subsectores de la educación.

Ahora la UNESCO debe promover una nueva “visión ampliada” de la EPT y ayudar a que los países vean la educación y el aprendizaje como un sistema único interconectado. La UNESCO puede lanzar este proceso mandando un mensaje enérgico en la Cumbre de septiembre sobre los ODM (donde la UNESCO coordina el ODM 2, relativo a la educación). Se trata de una oportunidad fundamental para demostrar cómo la educación puede contribuir al logro de todos los ODM. Para después de septiembre, intentaremos trabajar de forma más eficiente con nuestros asociados, para mejorar el sistema mundial de coordinación.  

¿Por “reposicionar” cabe entender “reformar”?  

No, de ninguna manera. Reposicionar el Sector de Educación como líder mundial en este ámbito sólo exige algunos ajustes para garantizar un trabajo de equipo e iniciativas conjuntas más eficaces, así como el apoyo de los Estados Miembros. Se proseguirá la labor que el Sector lleva a cabo en sus cuatro prioridades para 2010-2011 (alfabetización, docentes, adquisición de competencias para el mundo laboral y planificación para el conjunto del sector), al tiempo que África y la igualdad entre hombres y mujeres seguirán siendo nuestros temas generales.  

¿Acaso este reposicionamiento del Sector va a incidir en el apoyo que la UNESCO brinda a los países?  

Creo que el Sector de Educación debe tener más en cuenta las necesidades de cada país en lo tocante a la formulación de políticas y la planificación. Me planteo revitalizar sus métodos de trabajo con el fin de realizar operaciones sobre el terreno más enérgicas, llevar a cabo iniciativas conjuntas más sólidas en el plano nacional y brindar más apoyo a los 20 países que constituyen nuestra prioridad. El liderazgo intelectual de la UNESCO sólo puede tener crédito si se afianza en el nivel nacional y establece puentes entre la investigación, la labor normativa, la elaboración de políticas y su ejecución. El Sector debe aportar también una perspectiva de largo plazo a la reconstrucción de los sietemas educativos que han sido víctimas de conflictos armados o desastres naturales –tal como la UNESCO hace en Haití.

La notoriedad de la UNESCO es otro asunto importante. Tenemos que emitir mensajes claros y concisos que los medios de comunicación puedan recoger. De modo que es preciso buscar las oportunidades de comunicar más y mejor en relación con nuestro programa de educación. La sensibilización de las partes interesadas atraerá más financiación y, a fin de cuentas, garantizará la imagen de la UNESCO en tanto que autoridad mundial en asuntos educativos. 

Enlaces:

Sr. Qian Tang, nombrado Subdirector General del Sector de Educación 

Programa de educación de la UNESCO en 2010-2011

Entrevista con el Sr. Qian Tang, en Chino

 

 

 

 

Principio de la página