Las mujeres kurdas transmiten a sus hijos las competencias de alfabetización recién adquiridas

22.08.2016 12:14 Antiguedad: 103 days

Lo primero que hicieron las mujeres de las zonas rurales del Kurdistán al terminar el curso intensivo de alfabetización que tomaron, fue abrir de nuevo los libros para enseñar a sus hijos.

© UNESCO - Saedia Mustafa arriving to pick up her certificate on the last day of the course

Asimismo, 62 mujeres participaron en un curso de alfabetización y competencias para la vida práctica de tres meses de duración, como parte de un proyecto de la UNESCO denominado “Desarrollo socioeconómico de las mujeres en las zonas rurales de Irak”, destinado a mujeres y jóvenes de las zonas rurales del Kurdistán.

El propósito del curso, que se realizó en los Centros de Aprendizaje Comunitarios de cada localidad, era impartir conocimientos de alfabetización y competencias sociales y prácticas, crear un marco de trabajadoras sociales agrícolas capaces de transmitir sus aptitudes y establecer pequeñas empresas, constituir una red de voluntarias rurales para la sensibilización comunitaria en temas de salud reproductiva y violencia de género y configurar una red de mujeres dirigentes y asociaciones.

Las mujeres que participaron en el curso, que también se ocuparon de las discapacitadas, procedían de toda la región, incluso de Kirkuk, Mosul y Karbala, y tenían muchas razones diferentes para aprender.

Jilan Adbel-Qader, que asistió al curso en el Centro de Aprendizaje Comunitario al Qadsh de Dohuk, afirmó: “Ahora puedo ayudar a mis hijos a practicar la lectura y la escritura durante las vacaciones de verano y prepararlos para el siguiente año escolar”.

Mediante sus nuevas competencias de lectura y escritura, Saedia Mustafa pudo también ayudar a sus hijos a realizar los deberes que traían a casa. Asimismo, espera que éstas nuevas competencias le ayuden a encontrar un empleo, ya que su marido está en el paro.

Para Amira Saedoun, el curso le ha facilitado mucho su trabajo de costurera. “Antes de pasar este curso de alfabetización, mi trabajo me resultaba más difícil, porque no sabía cómo escribir las medidas de la ropa que estaba cosiendo”.

Un paso hacia la independencia

Zaituna Ibraheem dijo que iba a mantenerse al tanto de las noticias nacionales e internacionales gracias a la lectura de los periódicos, mientras que Bayan Kamal Salih aseguró que había ganado un poco más de independencia.

“Antes del curso, no podía guardar los nombres y los números de contacto en el teléfono, porque no sabía leer ni escribir, pero ahora estoy muy contenta, porque los puedo archivar sin pedir ayuda a nadie”, explicó.

Muchas de las mujeres planeaban usar las nuevas competencias para mejorar sus perspectivas laborales. “Una de las principales razones por la que me inscribí en elcurso fue para poder conseguir por fin el permiso de conducir”, dijo Shno Ahmad Saeed.

La UNESCO colaboró con tres ONG, la red Peace Generation de Erbil, en el Kurdistán, la Organización de Desarrollo Social de Sulaymaniah y la asociación Alind de Duhok, para establecer diez centros de aprendizaje con capacidad para 600 mujeres y jóvenes.

Este programa se lleva a cabo en colaboración con los Ministerios de Agricultura, Educación y Salud, y con la ayuda del Alto Consejo de Asuntos de la Mujer del Kurdistán, organizaciones de la sociedad civil y ONG femeninas.

Enlaces


Principio de la página