29.05.2017 - UNESCO La Habana

Un homenaje a la ciencia cubana y sus fundadores

© UNESCO Habana/A.Gumá. Panel para la presentación del Informe Mundial de Ciencias Sociales de la UNESCO: (Desde la izq.) Dra. Lilian Álvarez, Dr. Carlos Rodríguez, Viceministra América Santos, Dr. Ramón Pichs y Dr. Juan Luis Martín.

En el vestíbulo de un notable edificio habanero que recupera sus valores patrimoniales gracias al esfuerzo interinstitucional del Estado cubano y a la contribución de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), se recordaron el pasado 19 de mayo a las 2:00 p.m. los aniversarios 156 de la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana y 56 de la Academia en la época posterior a 1959. La entidad científica ha vuelto a radicar en los predios del que fuera establecido a partir de 1962 como Museo Histórico de las Ciencias Médicas “Carlos Juan Finlay”.

Con la presencia de los viceministros de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente: América Santos Rivera y Danilo Alonso Mederos; de Georgina Bonilla Pimentel, Secretaria General del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Ciencia; José Luis Domínguez, funcionario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC); Oscar León, Presidente de la Comisión Nacional Cubana de la UNESCO; Olga Rufins Machin, Oficial Nacional del Programa de Cultura en la Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la UNESCO; el Excmo. Sr. Jean-Marie Bruno, Embajador de la República de Francia en Cuba; y destacadas personalidades de las ciencias en el país, quedó inaugurada la exposición “Carlos J. Finlay, un siglo de gloria”, en homenaje al insigne médico y epidemiólogo cubano, descubridor del vector de transmisión de la fiebre amarilla.

Como parte de las conmemoraciones, el Dr. Ismael Clark, Presidente de la Academia de Ciencias de Cuba, realizó un amplio recuento histórico de la institución y situó su papel y retos en el presente. Al hablar en el Paraninfo, una de las áreas ya rehabilitadas del inmueble, el Dr. Clark rememoró que fue en ese mismo lugar donde el 15 de enero de 1960 Fidel Castro planteó que el futuro de Cuba tenía que ser necesariamente “un futuro de hombres de ciencia”.

Por último, y a modo de agasajo por los 70 años de relaciones entre Cuba y la UNESCO y de la creación de la Comisión Nacional Cubana de la Organización, se desarrolló un panel para la presentación del Informe Mundial de Ciencias Sociales de la UNESCO.

La Viceministra América Santos, quien fungió como moderadora de la mesa, comenzó destacando los reconocimientos que hace el Informe a la voluntad de Cuba de fortalecer la ciencia como un patrimonio colectivo al alcance de todos.

Tras la presentación de los temas tratados en el documento, por parte del destacado economista Ramón Pichs, la Dra. Lilian Álvarez abordó las referencias del Informe sobre la ciencia básica y el equilibrio que debe darse entre esta y la ciencia aplicada. “Existe el riesgo de que en la carrera por aumentar la competitividad nacional los países pierdan de vista –como reza el adagio– que sin ciencia básica no hay ciencia que aplicar”, subrayó la investigadora. Ponderó, además, la importancia de las investigaciones básicas como sustento del desarrollo ulterior de la ciencia y encomió el reflejo en el Informe del crecimiento de la presencia femenina en la actividad científica a nivel global.

El Vicepresidente de la Academia de Ciencias, Dr. Carlos Rodríguez, hizo énfasis en la necesidad de una conexión más sólida entre los ámbitos de la ciencia, la tecnología y la innovación.

Al cierre del panel, Juan Luis Martín, Jefe del Departamento de las Ciencias Sociales del CITMA, se refirió a las desigualdades como un aspecto clave tratado por el Informe.

El también Presidente del Comité Cubano del Programa de la UNESCO para la Gestión de las Transformaciones Sociales (MOST) analizó las dimensiones no solo económicas, sino políticas y culturales del fenómeno de la desigualdad, y reclamó el carácter inter y transdisciplinar de su comprensión científica.

La jornada puso de manifiesto nuevamente la relevancia que concede Cuba al trabajo integrado con la UNESCO en la promoción y uso de la ciencia para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de cara a 2030.

 




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página
t3test.com