Proyecto de prevención del VIH de la UNESCO para llegar a 15 millones de jóvenes africanos

UNESCO

Treinta años después del comienzo de la pandemia y 20 años después de haberse iniciado la respuesta mundial al SIDA, los jóvenes siguen estando a la vanguardia de la epidemia en cuanto al número de infecciones, la vulnerabilidad, la repercusión y la capacidad para lograr cambios. Tal como señala el Informe del ONUSIDA sobre la epidemia mundial de SIDA de 2012, el conocimiento amplio y exacto sobre el VIH todavía no se encuentra en el nivel deseado.  

El objetivo de este nuevo proyecto, que cuenta con la generosa financiación de la Agencia Sueca de Cooperación Internacional para el Desarrollo (ASDI), consiste en mejorar la salud sexual y reproductiva de los jóvenes en África Oriental y Meridional, mediante el fortalecimiento de la calidad y los contenidos de la educación relativa a la sexualidad que se imparte en las escuelas.  

Este proyecto regional que durará tres años y estará dotado con unos 7 millones de dólares estadounidenses, se centrará en el aumento de las capacidades del sector educativo para poner en marcha la educación relativa a la sexualidad en seis países: Lesoto, Malawi, Mozambique, Tanzania, Uganda y Zambia. Otros diez países de la región se beneficiarán también del aumento de capacidad y el intercambio de experiencias. En el proyecto se abordarán las lagunas actuales de la educación sexual, al fomentar el compromiso político al respecto y apoyar el examen y la revisión de los planes de estudio, con miras a velar por que cumplan con los criterios internacionales en la materia y respondan a las necesidades reales de los jóvenes de cada país. La UNESCO se centrará además en mejorar la formación de los docentes, de manera que todos los maestros se sientan seguros y estén dotados de la información adecuada y las competencias pedagógicas necesarias para impartir instrucción sobre este tema, tan delicado como importante. Se espera que el proyecto llegue a unos 15 millones de alumnos: 11.522.922 estudiantes de la enseñanza primaria y 3.720.030 de secundaria.

“Nos complace participar con la ASDI en este importante proyecto  y agradecemos profundamente su generoso apoyo. Los jóvenes tienen derecho a recibir información cabal y exacta sobre la salud y los derechos sexuales y reproductivos. Nosotros nos hemos propuesto velar por que esos conocimientos y las competencias que necesitan para tomar decisiones con buen fundamento, se desarrollen mediante el acceso a una educación sexual de gran calidad, amplio espectro y base empírica, que sea capaz de transformar las relaciones entre los sexos y que se adapte además a la edad y la cultura de cada destinatario”.  

Patricia Machawira, Asesora regional de la UNESCO sobre el SIDA para África Oriental y Meridional

 

 

Principio de la página