Programa de Sello de Excelencia para la Artesanía

La artesanía es un símbolo patente de identidad cultural y un valioso instrumento de transmisión de conocimientos en los grupos humanos. También es un medio importante de desarrollo privado e inclusivo a nivel de comunidades. Sin embargo, se suele observar que los diferentes donantes no invierten en el sector cultura dentro de sus estrategias de desarrollo (por ejemplo, la cultura recibe 1.7% de la ayuda internacional para el desarrollo).

La UNESCO promueve a la cultura como una herramienta de desarrollo y, en este marco, fue implementando, desde el año 2011, el Programa de Reconocimiento de Excelencia, que permite valorar la artesanía a nivel internacional mediante el establecimiento de estándares de alto nivel y un apoyo al desarrollo de capacidades de los artesanos seleccionados, para que puedan acceder a nuevos mercados.

Un producto al que se le concede el "Reconocimiento de Excelencia" consigue el más alto nivel de excelencia artesanal y se distingue como un punto de referencia. Un panel internacional de evaluación designado por la UNESCO evalúa las presentaciones y selecciona las obras que puedan recibir el Reconocimiento basándose en cuatro criterios:

  • Excelencia: Excelencia en la calidad de la confección, determinada por el uso de materias primas de calidad, el alto nivel de la técnica utilizada y la atención especial en los detalles de fabricación.
  • Autenticidad: Expresión de la identidad cultural y los valores estéticos tradicionales, manifestada en la acertada aplicación de materiales, técnicas y procedimientos que reflejan valores culturales y estéticos tradicionales.
  • Innovación: Innovación en el diseño y la producción (ilustrada por un efectivo y exitoso balance entre tradición y modernidad), en el uso original y creativo de los materiales, el diseño y en el proceso de producción de la obra.
  • Comerciabilidad: Potencial de colocación del producto en los mercados regionales y/o internacionales, relacionado con la funcionalidad del producto, su uso confiable por parte de los compradores, el equilibrado balance calidad–precio y la factibilidad o sostenibilidad de la producción.

Este año, por segunda vez, se llevará a cabo el Programa en la región andina, bajo la coordinación de la oficina sub-regional de la UNESCO Quito, y abarcando a Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, en cooperación con el Centro Interamericano de Artesanías y Artes Populares (CIDAP).

Más información:

 

Principio de la página