• Naciones Unidas y el Estado peruano lanzaron programa conjunto para mejorar acceso al empleo de personas con discapacidad

    UNESCO

    Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre Empleo y Discapacidad se implementará en cinco distritos de Lima. Promueve un nuevo modelo de gestión local con enfoque de género y brindará herramientas programáticas y financiaras a gobiernos locales para mejorar inclusión laboral de esta población.

    “El Programa Conjunto es una oportunidad para promover el empleo decente y los derechos humanos de las personas con discapacidad”, afirmó María del Carmen Sacasa, Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas en el Perú, durante el evento de lanzamiento. Resaltó también la importancia de la participación de las personas con discapacidad y de identificar las barreras que las excluyen.

    “Ser parte de este esfuerzo es un privilegio porque nos permite avanzar en la inclusión de todos los sectores de la sociedad, que es uno de los objetivos de las agencias de Naciones Unidas. Es una oportunidad para seguir abriendo camino y fortalecer ciudadanos de pleno derecho” afirmó Magaly Robalino, Representante de UNESCO en el Perú.

    La iniciativa busca además sensibilizar a todos los sectores de la sociedad y las familias sobre las habilidades y el potencial de esta población para contribuir a la vida productiva y el desarrollo de sus comunidades y el país. Pone especial énfasis en la situación de vulnerabilidad de las mujeres con discapacidad quienes enfrentan mayores tasas de desempleo, así como barreras para el respeto de su derecho al trabajo y el reconocimiento de su capacidad laboral y productiva.

    “Son precisamente estas personas las que han sido más relegadas a falta de políticas y de respuestas sociales que respondan a su situación, necesidades y demandas. Más aún si son mujeres por prejuicios y carencia de servicios. Las intervenciones de este Programa Conjunto buscan responder a superar las condiciones de vulnerabilidad”, destacó Markus Behrend, Representante del UNFPA en el Perú.

    Se resaltó asimismo la importancia de generar mayor sensibilización y capacidades en la empresa privada para incluir a las personas con discapacidad. “El sector privado tiene un rol sumamente importante que cumplir para romper mitos y prejuicios sobre las personas con discapacidad”, señaló al respecto Philippe Vanhuynegem, Director de la Oficina de la OIT para los Países Andinos.

    Dayana Carpio, joven trabajadora con discapacidad intelectual, compartió su experiencia laboral y el bienestar que ha generado en su vida. “Actualmente estudio y trabajo como reponedora. Gracias a mi trabajo soy más responsable y puedo ahorrar para algo que quiero y pienso mejor en mis decisiones. El trabajo me da autonomía y me hace sentir feliz porque ayudo a mi familia y ellos son felices conmigo”, afirmó.

    El Programa Conjunto contribuirá a mejorar el acceso de las personas con discapacidad al empleo fortaleciendo la gestión pública a nivel local con dos instrumentos programáticos y financieros: (i) un modelo de gestión sensible al género para que los gobiernos locales promuevan y permitan acceso al empleo a personas con discapacidad (caja de herramientas); y (ii) un programa presupuestal orientado a resultados (PpR) para promover el empleo sensible al género a personas con discapacidad.

    El 77% de las personas con discapacidad no participan del mercado laboral. La tasa de desempleo en esta población triplica la tasa de desempleo para la población en general y ello no guarda relación con sus capacidades. A pesar de la existencia de la cuota de empleo, el limitado acceso al trabajo vulnera sus derechos humanos y afecta la productividad y acumulación de capital humano en el país.

    El Programa Conjunto sobre Empleo y Discapacidad es una iniciativa del Sistema de Naciones Unidas en el Perú, en la que participan el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (UNESCO). Sus contrapartes principales en el Estado son el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, y la Comisión Nacional para la Integración de Personas con Discapacidad (CONADIS) del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP).


Principio de la página