• #LaVerdadNuncaMuere: campaña de UNESCO por la protección de los periodistas

    UNESCO

    El 02 de noviembre se conmemora el Día Internacional Para Poner Fin a la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas. En ese contexto, UNESCO Perú se une a la campaña #LaVerdadNuncaMuere, resaltando que en los últimos 12 años más de 1000 periodistas alrededor del mundo han sido asesinados por cumplir su función: contar la verdad.

     

    El Comité de Protección a los Periodistas, una organización independiente basada en Estados Unidos, precisa que la mayoría son muertes de profesionales de este gremio que investigaban casos de narcotráfico, crimen organizado y corrupción política.

     

    En este día, no solo se honra la memoria de las y los periodistas asesinados, sino que se debe buscar justicia ante los crímenes que se han perpetuado. Se conoce que nueve de cada diez casos, no se condenan a los autores, a pesar de que se conozcan a los culpables.

     

    Según Reporteros sin Fronteras, en el 2018 se registraron 86 crímenes alrededor del mundo. En América Latina, señalan, los peores índices se encuentran en México donde tan solo en 2017 fueron asesinados 31 periodistas, de los cuales 26 casos aún se encuentran sin resolver.

     

    Si bien en el Perú actualmente no existen casos sobre crímenes contra periodistas, Romina Mella, fundadora de la organización periodística IDL – Reporteros y periodista de investigación, comenta que dentro del periodismo de investigación en el país lo que existe es acoso judicial.

     

    En julio del 2018, IDL - Reporteros empezó a publicar una serie de audios que expusieron una serie de tratos ilícitos de funcionarios del poder judicial. Desde ese momento, el periodismo de investigación ha tenido un papel fundamental para destapar casos de corrupción dentro del sistema de justicia peruano.

     

    La situación general, añade Mella, ha tenido impacto alrededor del país. Según indicó, desde 2007 hasta el 2018 se han incrementado querellas (acusaciones ante un juez) contra periodistas. “Los acusados tienen que viajar para resolver su situación legal y no siempre cuentan con la solvencia económica suficiente para cubrir esos gastos (…) las querellas funcionan para distraer a los periodistas de su labor”, señaló.

     

    El destape de estos audios ha generado renuncias de magistrados, de miembros del poder judicial, miembros del Consejo Nacional de la Magistratura, entre otros; y 15 personas cuentan con prisión preventiva.

    Les invitamos a conocer más sobre nuestra campaña internacional en la siguiente nota haciendo clic aquí

    ****

    Contacto de Información Pública e Imagen

    Comunicaciones.lima@unesco.org

  • UNESCO


Principio de la página