Premier Villanueva: “Invertir en los jóvenes es hacer muy buena inversión”

  • naciones unidas, unesco, educacion, jóvenes

    UNESCO

    Las agencias del Sistema de Naciones Unidas en el Perú, lideradas por UNICEF y el Fondo de Población, UNFPA, presentaron este martes 11 uno de los mayores estudios realizados a la fecha sobre la situación de jóvenes y adolescentes en el país, llamando la atención sobre la urgente necesidad de establecer políticas dirigidas a ese grupo de ciudadanos.

    Después de reconocer los avances que la nación andina ha conseguido en los últimos años, sobre todo en la reducción de la pobreza, el estudio que fue encargado a la Universidad Cayetano Heredia, enfoca una serie de brechas que pueden afectar el desarrollo económico y social a futuro. Entre ellas:

    • Un 80% de jóvenes de sectores medios y altos suelen terminar la educación secundaria, frente a un 36% en los sectores más pobres.
    • El suicidio es la cuarta fuente de muertes entre jóvenes y adolescentes.
    • Dos de cada 10 de este grupo poblacional no estudia ni trabaja, debido a una serie de barreras, familiares, educativas y económicas, que les priva de oportunidades para salir adelante

     

    La representante de UNICEF en el Perú, Olga Isaza, señaló que este es un momento clave para los que nacieron el año 2000, porque están cumpliendo 18 años.  “Si se invierte en políticas de educación y desarrollo aprovechando el bono demográfico actual eso redundará en beneficio del país”, indicó.

     

    Según los datos del estudio, el “bono demográfico” es un periodo en el que la población en edad de trabajar es mayor que la población dependiente (niños y adultos mayores).

    Se ha calculado que el bono demográfico peruano comenzó en 2005 y se extenderá al menos por 42 años.  Este periodo se ve como una oportunidad para afianzar el desarrollo económico, porque nunca antes en su historia más del 63% de la población está en los años más productivos.

     

    Al hacer uso de la palabra, el Presidente del Consejo de Ministros, César Villanueva, reconoció que históricamente el grado de inversión pública en jóvenes y adolescentes no ha sido suficiente.

     

    “Tradicionalmente se ha pensado que “inversión” significa infraestructura, y no el bienestar general de los más jóvenes, cuando invertir en ellos es hacer muy buena inversión”, declaró.

     

    “Tenemos que desafiar el temor y los prejuicios”, indicó Villanueva en otra parte de su alocución, “y dejar atrás los viejos tabúes para hablar de educación sexual”. Dijo en referencia a otro punto saltante del informe que es la vulnerabilidad de las jóvenes ante embarazos no deseados.

     

    Otros datos del estudio de Naciones Unidas:

    • Los adolescentes entre 10 y 14 años en situación de pobreza se encuentran más expuestos a enfermedades vinculadas al consumo de tabaco, abuso de alcohol, dietas desbalanceadas, situación que se agrava por la falta de información y escaso acceso a servicios de salud.
    • La violencia en todas sus formas –física, psicológica y sexual – ejercida por sus pares y por los adultos afecta su bienestar, debilita su autoestima y dificulta du desarrollo.
    • Las niñas y adolescentes, que además enfrentan la maternidad temprana, se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad.

    En la introducción al estudio, la Coordinadora Residente del Sistema de Naciones Unidas en el Perú, María del Carmen Sacasa, señala que “para que el Perú alcance la Agenda 2030 debe avanzar en las políticas de adolescencia y juventud bajo un enfoque de derechos, género y pertinencia cultural. Hacerlo es una manera de acelerar el desarrollo pleno y sostenidos del país y de garantizar que nadie se quede atrás”.

    ***

    Es #MomentoDeOportunidades

    Descargue aquí el Informe: https://uni.cf/2Px6018

Principio de la página