Sistema de Naciones Unidas entregó 17 aulas en 9 colegios de Piura

  • naciones unidas, unesco, educacion, Piura

    UNESCO

    Representantes del Secretariado de Naciones Unidas en el Perú, junto con las de UNESCO y UNICEF, inauguraron este lunes 17 aulas prefabricadas y 17 baños para estudiantes de nueve instituciones educativas en las provincias de Huancabamba y Morropón, en Piura.

    El evento fue parte de uno de los proyectos clave de Naciones Unidas: “La educación no puede parar”, y coincidió con la celebración de los 70 años de la Declaración de los Derechos Humanos, que hace énfasis en el derecho a la educación para todos y todas.

    La entrega de las aulas e infraestructura educativa beneficiará a unos 600 estudiantes piuranos: 302 niños y 288 niñas, quienes consiguen de este modo recuperar el tiempo perdido el último año y asegurar la continuidad de su formación a futuro.

    Los lugares seleccionados fueron escuelas que habían quedado inutilizadas tras las inundaciones provocadas por el fenómeno climatológico conocido como el Niño Costero durante 2017.

    El proyecto, que en inglés se conoce como “Education cannot wait” permite el entrenamiento de familias, directores de colegios, docentes y personal técnico del sector educación en la gestión de riesgos ante fenómenos naturales. 

    La idea de fondo es que ningún embate de la naturaleza impida que los niños y las niñas dejen de estudiar.

    A la inauguración asistió el Director Regional de la DRE, José Luis Calle; el Director de la UGEL-Morropón, Juan Carlos Espinoza; la Representante de UNICEF, Olga Isaza; la Representante de UNESCO, Magaly Robalino y el representante de la ODENAGED del MINEDU, Luis Luna. 

    José Luis Calle resaltó las lecciones del trabajo conjunto con UNESCO, subrayando la importancia de incluir la gestión de riesgos en la currícula escolar. “En cualquier circunstancia la escuela debe seguir funcionando”, dijo.

    A su turno, Magaly Robalino, representante de UNESCO, reiteró el compromiso de su Organización con los niños y las niñas del Perú. “No solo se trata de construir infraestructura, sino que se deben construir espacios alegres”, comentó.

    Este proyecto es un llamado a la acción que busca el mejoramiento de políticas en gestión de riesgo y desastres, y el fortalecimiento de capacidades para que nadie se quede atrás. La educación es un derecho fundamental de todo ser humano.

     

Principio de la página