17.07.2014

“Deja que florezca tu grandeza”, tributo a la memoria de Nelson Mandela

© UN Photo/Eskinder Debebe

“En ocasiones el peso de ser grande recae sobre los hombros de una generación. Vosotros podéis ser esa gran generación. Dejad que vuestra grandeza florezca”, acostumbraba a decir Nelson Mandela, embajador de Buena Voluntad de la UNESCO.

Sus palabras cobran especial significado cuando nos acercamos al Día Internacional de Nelson Mandela que se celebra cada 18 de julio desde el año 2010. La mejor manera de rendir homenaje a su memoria es ser “esa gran generación” y asegurarnos que sus valores se vean reflejados en la sociedad de hoy en día.

La vida de Mandela es un ejemplo para todos. Su victoria sobre el apartheid cambió la historia y es ya parte del patrimonio compartido dela Humanidad. Arrestado por su activismo contra la discriminación racial en 1962, Mandela fue condenado a cadena perpetua en el llamado proceso de Rivonia.

“Esto marco un punto de inflexión en la lucha por la libertad y contra el sistema del apartheid en Sudáfrica, definió todo un momento en la lucha mundial por los derechos humanos y la dignidad”, dijo la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova.

Los sumarios del proceso y la colección de archivos vivientes de la lucha por la liberación están incluidos en el Registro de la Memoria del Mundo de la UNESCO, dedicado al patrimonio documental de la humanidad.

Mandela pasó 27 años en Robben Island, el peor centro penitenciario del sistema penal sudafricano para presos políticos. Hoy en día, esta prisión es un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO, un símbolo del triunfo de la libertad y la democracia sobre la opresión y el racismo. 

© Paul Weinberg

Durante los “diez mil largos días”, Mandela pasó mucho tiempo leyendo el Correo de la UNESCO, una de las pocas publicaciones a las que le daban acceso y que le hizo descubrir muchos temas que simplemente no existían en el léxico del apartheid: diversidad cultural y el patrimonio común de la humanidad, historia de África, y educación para el desarrollo sostenible.

En 1991, Mandela y el presidente sudafricano F. W. de Klerk, quien ordenó su liberación, recibieron el Premio UNESCO de Fomento de la Paz Félix Houphouët-Boigny.

“Deseamos asociar nuestro movimiento así como nosotros mismos con esta gran oleada de libertad, porque estamos convencidos de que no es la sabiduría de los dirigentes, sino más bien el compromiso político de los pueblos lo que hace los gobiernos responsables”, afirmó Mandela en su discurso de aceptación del premio.

Cuarenta años después de su retirada de la UNESCO, Sudáfrica reingresó de nuevo en la Organización bajo su liderazgo en 1994.

Todas las acciones de Mandela encarnan la idea de paz que guía a la UNESCO. En 1970, la UNESCO fue la primera organización del sistema de las Naciones Unidas  en establecer contactos con los movimientos de liberación reconocidos por la Organización de la Unidad Africana. La UNESCO dio apoyo a estos movimientos formando a profesores y aportando equipamientos para escuelas y campos de refugiados.

Entonces, como ahora, la Organización se mantuvo firme en su creencia de que la educación es portadora de esperanza y cambio. En su mensaje con motivo de la Conferencia Internacional sobre las necesidades educacionales de las víctimas del apartheid en Sudáfrica,  Mandela hizo hincapié en la necesidad de enseñar el apartheid como una manera de crear “una base sólida para la democracia sudafricana, no racista, que debe emerger de las cenizas del desacreditado sistema del apartheid”.

“En todo momento, la UNESCO buscó hacer frente a la injusticia con conocimiento, promover la verdad histórica mediante publicaciones científicas y declaraciones contra el sistema de apartheid”, recordó la Directora General en 2013 con motivo de la inauguración de una exposición sobre el 50º aniversario del proceso de Rivonia.  “Hoy en día seguimos haciendo lo mismo porque entendemos que lo que ocurrió en el pasado da fuerza para moldear el futuro basándose en el respeto a los derechos humanos y a la dignidad humana. Esta es la importancia de nuestro proyecto para el uso pedagógico de la Historia General de África en las escuelas africana”, explicó Bokova.

El recorrido heroico de Mandela es un capítulo esencial de la historia del siglo XX. Es nuestro deber proseguir su tarea y construir ese mundo mejor que él nos enseñó que está a nuestro alcance.

En este sentido, el 31 de octubre de 2014, la UNESCO empezará las celebraciones del 70º aniversario de la Organización, que se alargarán durante todo el año 2015, con un evento dedicado a Nelson Mandela. Su vida dedicada al progreso de la paz basado en el respeto, el entendimiento mutuo y la tolerancia es un fiel reflejo del mandato de la UNESCO. 





Principio de la página