19.11.2013 - UNESCOPRESS

Las escuelas del norte de Malí están paralizadas, constata una misión conjunta de la UNESCO y el gobierno maliense

© UNESCO/Pierre Faye
During the occupation, many schools in Timbuktu, Gao and Kidal were destroyed

La ocupación por grupos armados de las regiones del norte de Malí ha afectado gravemente al sistema educativo. En Gao y Kidal el nuevo curso escolar no ha podido comenzar y en el rectorado de Tombuctú todo el sistema educativo está prácticamente paralizado, según ha constatado una misión conjunta de la UNESCO y del gobierno maliense que se visitó la región del 18 al 23 de octubre. 

A la ocupación de las regiones del norte de Malí siguió la destrucción de numerosas escuelas en Tombuctú, Gao y Kidal. La misión comprobó que la mayor parte de las infraestructuras escolares han sido saqueadas. El mobiliario escolar fue destrozado y utilizado como combustible. Además, los equipos electrónicos e informáticos (grupos electrógenos, cables, servidores, ordenadores, impresoras, etc.), libros y equipamiento de laboratorio también ha desaparecido o ha ardido.

© UNESCO/Pierre Faye
During the occupation, many schools in Timbuktu, Gao and Kidal were destroyed

“El estado de la educación en el norte de Malí es especialmente preocupante. Al atacar las escuelas, los extremistas intentaron socavar los fundamentos de la sociedad, como yo misma comprobé durante mi visita al país el pasado mes de febrero. Hoy en día lo primordial es hacer todo lo necesario para que los estudiantes puedan volver a clase. Está en juego el futuro de toda la región”,  declaró la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova. 

Además, la ocupación ha obligado a muchos maestros y alumnos de primaria y secundaria a emigrar al interior del país y también a países vecinos, como Níger, Mauritania, Burkina Faso y Argelia. En Tombuctú, la misión constató que la mayor parte de los profesores todavía no se han reincorporado a sus puestos 

En la escuela primaria, a día de hoy solamente el 52% de los maestros ha retomado sus actividades y 1.197 están ausentes en todo el rectorado de Tombuctú. En cuanto a la secundaria, únicamente el 8% de los profesores se ha reincorporado, mientras que todavía se espera el regreso de hasta 150 docentes. En lo que respecta a la formación profesional, tan sólo el 7,5% de los profesores han regresado y faltan 134. En lo que respecta a los alumnos de prescolar y primaria, sólo el 60% ha regresado a las aulas. En lo que respecta a la educación secundaria, faltan 3.200 de los 3.616 alumnos con los que se contaba. Por último, en la formación profesional, se han reincorporado solamente 167 alumnos de los 1.412 que se esperaban. 

© UNESCO/Pierre Faye
During the occupation, many schools in Timbuktu, Gao and Kidal were destroyed

En las regiones de Gao y Kidal, las clases no han comenzado debido a que no se han pagado las primas de transporte y de instalación a los docentes. 

Frente a estos hechos alarmantes, la UNESCO y el gobierno de Malí lanzan un llamado a la comunidad internacional para recaudar fondos con objeto de asegurar el regreso del personal docente a través de una campaña de sensibilización y de la instauración de primas para los profesores que ejercen en las regiones del norte. También se quiere hacer un inventario del estado de las infraestructuras escolares. 

La misión recomienda igualmente la puesta en marcha de un servicio de acompañamiento psicológico y social para docentes, padres y alumnos traumatizados por la crisis.  Asimismo, también se pide el lanzamiento de una campaña nacional de alfabetización, especialmente destinada a las mujeres,  para que comprendan la importancia de escolarizar a los más pequeños y sobre todo a las niñas.



Principio de la página