29.08.2013

“¡Detengan la destrucción!” reclama la Directora General

Un grupo de expertos se reúne para coordinar la acción para salvaguardar el patrimonio cultural sirio

© UNESCO / Professor Maamoun Abdul Karim,
The Al-Omari Mosque

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, pidió hoy a las partes implicadas en el conflicto en Siria que salvaguarden el patrimonio cultural del país y que tomen todas las medidas posibles para evitar una mayor destrucción. El llamamiento de la Directora General se produjo tras la reunión de expertos que tuvo lugar hoy en la Sede de la Organización para estudiar un plan de acción  pensado para evitar pérdidas adicionales y reparar el daño donde y cuando sea posible.

“La UNESCO está preparada para utilizar sus conocimientos y contactos para ayudar al pueblo sirio a preservar su excepcional patrimonio cultural”, dijo la Directora General. “La protección del patrimonio es una tarea inseparable de la protección de la población, porque el patrimonio consagra los valores e identidades de un pueblo”.  

“Hoy hemos escuchado acerca de los graves daños infligidos al patrimonio sirio. La destrucción de sitios tales como el histórico “souk” de Alepo ha sido noticia en todo el mundo y refleja claramente la preocupación y angustia que ha sentido la opinión pública internacional”.

“Insto a todas las partes a tomar todas las precauciones necesarias para detener la destrucción del patrimonio cultural sirio, el cual se encuentra entre los más preciosos del mundo islámico”.

La reunión de hoy estuvo presidida por Irina Bokova y reunió a Lakhdar Brahimi, Representante Especial Conjunto de las Naciones Unidas y la Liga Árabe para Siria, Stefano de Caro, Director General del Centro Internacional de Estudios de Conservación y Restauración de los Bienes Culturales (ICCROM), Hanna Pennock, Directora General provisional del Consejo Internacional de Museos, Philippe Allard, Director General del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS), junto con representantes de Interpol, la mayor organización policial del mundo, la Organización Mundial de Aduanas y expertos de la UNESCO. 

“El pasado de Siria está amenazado, al igual que su presente y su futuro”, afirmó Brahimi. “Puedo dar testimonio de ello y hacer llegar vuestro mensaje a los líderes con los que me reúna”.

Los expertos aprobaron la acción continua de la UNESCO para sensibilizar y compartir información sobre el estado del patrimonio sirio, especialmente de los seis sitios del Patrimonio Mundial del país, los sitios arqueológicos y el patrimonio mueble, incluidos museos y otras colecciones.

La UNESCO ha proporcionado formación para expertos en patrimonio, sirios y de la región, en un esfuerzo para proteger los bienes culturales y las colecciones de la destrucción, pillaje y tráfico ilegal. La Organización ha comunicado igualmente la información de la que disponía sobre los daños causados a todos los tipos de patrimonio para alertar a los servicios de aduanas y a los comerciantes de arte sobre los objetos del patrimonio robados y ayudarles a respetar la prohibición internacional de traficar con bienes culturales robados (Convención de 1970 sobre las medidas que deben adoptarse para prohibir la importación, la exportación y la transferencia de propiedades ilícitas de bienes culturales y la Convención de La Haya para la Protección de los Bienes Culturales en el caso de Conflicto Armado y de su Protocolo de 1954).

Durante la reunión, la UNESCO recordó su experiencia en materia de coordinación de acciones destinadas a preservar el patrimonio en periodo de conflicto, como fue el caso recientemente en Malí, Libia e Iraq.

Sin gente no hay cultura, sin cultura no puede haber sociedad”, declaró la Directora General en la clausura de la reunión.



Principio de la página