29.10.2013

“Los jóvenes lideráis el cambio, tomad el control y hablad alto y claro”

La UNESCO celebra el 8º Foro de la Juventud del 29 al 31 de octubre en París

© UNESCO/Emilien Urbano -
8th UNESCO Youth Forum openning session

“Juventud e inclusión social: compromiso cívico, dialogo y desarrollo de aptitudes” es el lema del 8º Foro de la Juventud que comenzó el martes 29 de octubre en la Sede parisina de la UNESCO.

El vestíbulo principal de la UNESCO se llenó de jóvenes este martes y al contrario que en otras ocasiones, esta vez se trataba de delegados oficiales sino de simples participantes, procedentes  de cerca de 150 países, todos hablando con una única voz.

Sobre el escenario seis jóvenes extraordinarios, con historias muy especiales que contar, se unen a la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, y a su homólogo de la Organización Islámica para la Educación, la Ciencia y la Cultura (ISESCO), Abdulaziz Othman Altwaijiri.

Stephanie, la presentadora, se encarga de encarrillar la ceremonia.” Atreveros a soñar, atreveros a ser originales”, dice para desafiar a los jóvenes presentes en la sala antes de dar paso a la intervención de la Directora General.

©UNESCO/E.Urbano -
“Take control. Speak up and speak out. Be bold and be audacious" said UNESCO Director-General to the Youth Forum delegates

Para Bokova, el Foro de la Juventud no sólo va de ideas, sino también de acción. Además de las recomendaciones que los participantes harán llegar a la Conferencia General de la UNESCO (que se celebra a partir del 5 de noviembre), también seleccionarán 15 proyectos que recibirán el apoyo de la Organización y que se llevarán a cabo durante los próximos meses.

“No sois los sujetos pasivos del cambio, sois quienes lo lideran y dirigen con las mejores ideas posibles. No sois los que se benefician de la ayuda sino que sois agentes activos que hace que el cambio beneficie a todo el mundo”, afirmó Bokova. “Tomad el control”, añadió, “hablad alto y claro. Sed valientes y audaces. El mundo os está escuchando”.

Abdulaziz Othman Altwaijiri, Director General de la ISESCO, dijo que la juventud es el presente y futuro del mundo y que por tanto “os necesitamos para poder cambiar el mundo”.

© UNESCO/Ala El Fellah
Nick D'ALOISIO, Multimillionaire Entrepreneur (UK) at 8th UNESCO Youth Forum

© UNESCO/Emilien Urbano
Ahmad Alhindawi, UN Special Envoy for Youth, during his speech at the opening ceremony of the 8th UNESCO Youth Forum.

A partir de este momento, los seis oradores invitados tomaron la palabra. El primero en empezar fue Ahmad Alhendawi, un joven jordano de 29 años. Nombrado Enviado especial de las Naciones Unidas para la Juventud en enero de este año, Alhendawi pidió en su intervención que los gobiernos se impliquen en el desarrollo de políticas juveniles, dejar a los jóvenes de lado “no es una opción”, afirmó.

Severine Macedo, de 31 años, secretaria nacional de juventud de Brasil, reforzó este mensaje al decir que los jóvenes tienen el derecho a estar implicados y que los gobiernos deberían ver esto como un favor.

Nick D’Alosio, el multimillonario de tan sólo 17 años y creador de una aplicación para resumir textos que vendió a Yahoo, compartió su entusiasmo con los asistentes a la ceremonia. “Todo el mundo puede ser un emprendedor”, señaló D’Alosio, si se tiene la voluntad necesaria.

Para otros, acceder a unos estudios en ya de por sí un desafío. La joven de 26 años Shimla Maharaja sufre parálisis cerebral parcial, explicó sus dificultadas para tener derecho a estudiar y cómo ha tenido que estar adaptándose constantemente debido a su situación.

Po su parte, Moayad Sahat, vicepresidente del Málaga Club de Fútbol, socio de la UNESCO en la lucha contra el racismo, animó a los asistentes a hacer de la edición de este año un gran éxito.

Tras su intervención, Melamine Kane, de 41 años y presidenta y fundadora de la compañía de ropa deportiva “Airiness”, recordó cómo el éxito no es una cuestión de color, raza o procedencia. Según Kane, el mundo puede ser un lugar mejor si todos unimos  fuerzas, talento e ideas para luchar contra todas las formas de exclusión social.

Finalmente, Ilye Traore, de Guinea, y más acostumbrado a las actuaciones de tipo “freestyle” en las calles de París que a los discursos de un evento de las Naciones Unidas, añadió: “Nosotros los jóvenes sentimos en ocasiones que el mundo se ha olvidado de nosotros. Es bueno ver que todavía hay algunos que emplean su tiempo para construir mejores vidas”.

Y es ese precisamente el objetivo que se han marcado los participantes en el 8º Foro de la Juventud de la UNESCO.



Principio de la página