Diablos Danzantes de Venezuela

Durante las celebraciones de la fiesta del Corpus Christi en las pequeñas comunidades de la costa central de Venezuela, grupos de bailarines disfrazados de diablos enmascarados ejecutan pasos de danza hacia atrás, en actitud de penitencia, mientras que una jerarquía de la Iglesia católica avanza hacia ellos llevando el Santo Sacramento. En el momento culminante de la celebración los diablos se rinden sumisos ante el Santísimo, simbolizando así el triunfo del bien sobre el mal. Estos bailarines, llamados "promeseros'’, son miembros perpetuos de una hermandad que transmite la memoria histórica y las tradiciones ancestrales de las comunidades a las nuevas generaciones.

Principio de la página