Palacio de Golestán (República Islámica del Irán)

Obra maestra de la época de los Kayar, el espléndido Palacio de Golestán encarna la lograda fusión de la arquitectura y artesanía de épocas pasadas de Persia con las corrientes artísticas occidentales. Este palacio amurallado forma uno de los conjuntos de edificios más antiguos de Teherán y se convirtió en la sede de gobierno de la dinastía Kayar, llegada al poder en 1779, que hizo de esta ciudad la capital del país. Rodeado de un jardín con estanques y plantaciones, el Palacio de Golestán se destaca sobre todo por sus elementos y ornamentos realizados en el siglo XIX. Ejemplo notable de la arquitectura y las bellas artes kayaríes, este conjunto monumental se convirtió en un centro en un centro artístico importante y ha sido hasta nuestros días una fuente de inspiración continua para los arquitectos y artistas iraníes. El palacio es representativo de un nuevo estilo que combina las bellas artes y la artesanía persas tradicionales con elementos arquitectónicos y técnicos europeos del siglo XVIII.

Principio de la página