Se realizó la edición 2019 del Curso Internacional de Derechos Humanos del CIPDH

El viernes 27 de septiembre concluyó la tercera edición del Curso Internacional de Derechos Humanos del CIPDH-UNESCO. Este año el tema central fue “Desarrollo y Derechos Humanos: ¿amigos o adversarios?”.

El curso fue instalado por Lidia Brito, Directora de la Oficina Regional de Ciencias para América Latina y el Caribe, quien destacó que hoy cuando se habla de derechos humanos y desarrollo hay que hablar de la Agenda 2030, que es en esencia una agenda de derechos.

Para la edición 2019 se recibieron más de 480 postulaciones desde 65 países y se seleccionó a 36 estudiantes provenientes de 26 naciones, en función a su experiencia y vinculación a problemáticas de derechos humanos, con el objetivo de asegurar la diversidad de género, procedencia geográfica y/o pertenencia institucional en la conformación del grupo de participantes.

El Curso inició con la conferencia magistral del catedrático colombiano Rodrigo Uprimny Yepes, titulada “Derechos Humanos y Desarrollo: tensiones y complementariedades”. La misma tuvo lugar el lunes 23 de septiembre en el Auditorio de la Universidad de Palermo, en la Ciudad de Buenos Aires.

Al igual que en las ediciones anteriores, el resto del curso se desarrolló en el Observatorio UNESCO Villa Ocampo con clases y módulos específicos a cargo de académicos y especialistas de trayectoria internacional en derechos humanos.

Entre el martes 24 y el viernes 27 de septiembre, el curso ofreció paneles de discusión, clases específicas, ejercicios de simulación y fundamentalmente un espacio para el debate, aprendizaje e intercambio de opiniones y conocimientos entre alumnos/as y entre ellos/as y los/as docentes. Debido a la forma y el espacio en los que el Curso se desarrolla, la dedicación a las temáticas es exclusiva e intensiva, permitiendo la inmersión en las discusiones, sesiones y materiales en un entorno acorde que potencia la cercanía con los y las especialistas. La diversidad cultural e interdisciplinaria de los participantes fue además uno de los motores más estimulantes de los intercambios.

Principio de la página