Costa Rica celebra el 5° aniversario de la declaratoria de patrimonio mundial de los sitios arqueológicos con esferas de piedra del Diquís

Celebración del aniversario de la designación los Asentamientos de Cacicales Precolombinos con Esferas de Piedra del Diquís, en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, en el Museo Finca 6, Palmar Sur, Costa Rica.

Desde que la UNESCO adoptó la Convención sobre la protección y preservación del patrimonio cultural y natural en 1972, se alentó a aplicarla a todos los Estados Partes que firmaron. En el caso de Costa Rica, el gobierno ratificó la Convención en agosto de 1977, como el primer país de América Central, y ahora cuenta con 1 sitio patrimonio cultural y 3 sitios naturales que han ingresado a la Lista del Patrimonio Mundial.

El único sitio declarado patrimonio cultural por la UNESCO para el país, son los yacimientos arqueológicos (Finca 6, Batambal, El Silencio y Grijalba-2), mejor conocidos como los asentamientos precolombinos con las esferas de piedra de Diquís, inscritos en 2014. Estos sitios están ubicados en el Delta del Diquís en el sur de Costa Rica y representan diferentes estructuras de asentamiento de sociedades de cacicazgos que contienen montículos artificiales, áreas pavimentadas y sitios de entierro.

Para proteger y administrar estos sitios, hubo muchos esfuerzos de diferentes actores para proteger su valor cultural y descubrir su historia. En particular, la legislación nacional ha atribuido a la Comisión Arqueológica Nacional y al Museo Nacional la competencia jurídica exclusiva sobre los sitios arqueológicos. A través de esta protección legal, la legislación juega un papel fundamental como piedra angular para la conservación de los cuatro sitios que la componen. En este sentido, la Oficina de la UNESCO en San José llevó a cabo varios proyectos para la gestión local del patrimonio cultural mediante el fortalecimiento de la participación de las comunidades locales y los pueblos indígenas.

A la luz de esto, Esther Kuisch Laroche, Directora de la Oficina de la UNESCO en San José, participó hoy en la celebración del quinto aniversario y destacó la manera en que la UNESCO y otras partes interesadas se han integrado y colaborado para proteger el valioso legado cultural.

En su calidad de único organismo de las Naciones Unidas con un mandato directo en el ámbito de la cultura, la UNESCO refuerza su compromiso con la protección activa y la gestión integral de una amplia gama de bienes culturales y naturales del Patrimonio Mundial a favor de alcanzar los objetivos del desarrollo sostenible en el marco de la Agenda 2030 y el mandato de no dejar a nadie atrás.

Principio de la página