El príncipe heredero Salman bin Abdelaziz Al-Saud expresa el compromiso de Arabia Saudita con los valores de la UNESCO y llama al diálogo interreligioso e intercultural

El príncipe heredero de Arabia Saudí, Salman ben Abdelaziz Al-Saud, visitó hoy la UNESCO, donde se entrevistó con la Directora General, Irina Bokova, y pronunció un discurso ante los delegados permanentes de los Estados Miembros y otros invitados. Era su primera visita oficial a la Organización.

[Translate to espanol:] © UNESCO/A. El Fellah - The Crown Prince of the Kingdom of Saudi Arabia, Salman bin Abdulaziz Al-Saud (left), visited UNESCO to meet UNESCO Director-General, Irina Bokova (right) - 04 September 2014

En su discurso, Salman ben Abdelaziz Al-Saud destacó su compromiso con la contribución de la UNESCO a la paz y la estabilidad. Expresándose en árabe,  declaró que “el respeto, la tolerancia, la moderación, y el rechazo de la violencia están en el corazón del Islam. Arabia Saudí está decidida a defender esos valores y contrarrestar los intentos de difamar el islam asociándolo con la violencia y el derramamiento de sangre”.

El Príncipe agradeció la implicación de la UNESCO en varios programas en Arabia Saudita, en particular en la inscripción de sus tres sitios del patrimonio mundial. También pidió a la organización que proteja el patrimonio cultural de Palestina y felicitó a la UNESCO por iniciativas tales como la celebración del Día Mundial de la Lengua Árabe, cada 18 de diciembre.

 

Al dar la bienvenida al Príncipe, la Directora General le agradeció la activa contribución de Arabia Saudita a los programas de la UNESCO y mencionó la creciente colaboración entre la Organización y el Reino: “Todas las religiones y culturas comparten los mismos valores fundamentales”, dijo Bokova. “Y, si nos centramos en esos valores, nos daremos cuenta de que es más lo que nos une que lo que nos divide. En momentos en que la diversidad cultural y las minorías religiosas son atacadas en muchos lugares del mundo, debemos unir nuestras voces para afirmar que cada cultura merece respeto y que ninguna creencia justifica el odio”.

Arabia Saudita es una activa donante de la UNESCO. Actualmente, financia un amplio programa educativo para niños desplazados en Siria e Iraq y un sistema de becas de enseñanza superior para estudiantes palestinos. En 2012, Arabia aportó 20 millones de dólares al Fondo de Emergencia de la UNESCO para ayudar a la Organización a hacer frente a una situación financiera difícil.

La UNESCO colabora también con el Centro Internacional Rey Abdalá Bin Abdelaziz para el Diálogo Interreligioso e Intercultural (KAICIID), con sede en Viena, en el contexto del Decenio Internacional de Acercamiento de las Culturas (2013-2022). La Asamblea de la ONU proclamó este decenio en 2013 y pidió a la UNESCO que lo liderara.

                                                    ****

Principio de la página