Taller Derecho Humano a la Ciencia: perspectivas latinoamericanas y caribeñas

Durante el 20 y 21 de agosto, UNESCO organizó en el Observatorio UNESCO Villa Ocampo de Argentina, un taller de discusión sobre el derecho humano a participar del progreso científico y a sus beneficios, también conocido como el derecho a la ciencia.

UNESCO, como la agencia especializada en Ciencias dentro del Sistema de Naciones Unidas, ha promovido discusiones y varios instrumentos que se enmarcan en el derecho a la ciencia. La Declaración de Venecia sobre el derecho a beneficarse del progreso científico y sus aplicaciones, la Declaración universal sobre bioética y derechos humanos, los Principios de beneficios compartidos y, más recientemente, la Recomendación sobre la ciencia y los investigadores científicos aprobados por la Conferencia General de UNESCO en 2017, son algunos de los ejemplos.

Este es el primer taller que se hace en América Latina y el Caribe para discutir en profundidad el desarrollo y las implicaciones de este derecho. El Derecho a la Ciencia es reconocido por la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre y se enmarca dentro de uno de los ejes prioritarios que la Oficina Regional de Ciencia ha trazado para los años. Así, la UNESCO ha puesto el Derecho a la Ciencia y Acceso al Conocimiento como uno de sus ejes principales de trabajo en la región, para lo que ya ha realizado diversas iniciativas desde finales del año pasado y continuará profundizando el tema en América Latina y el Caribe.

La discusión durante el Taller contó con la participación de expertos  de la región en distintos ámbitos y disciplinas, lo que permitió brindar miradas y abordajes múltiples y desde diversas realidades al debate.

El evento fue abierto con las palabras de Lidia Brito, directora de la Oficina Regional de Ciencias de la UNESCO para América Latina y el Caribe, quien resaltó que “el derecho a la ciencia es uno de los derechos humanos más olvidados de la Declaración Universal, pero que al mismo tiempo tiene una gran relevancia en el mundo actual”. Asimismo, destacó que UNESCO, como consecuencia de su mandato por promover las relaciones científicas de los pueblos para la paz y el bienestar general de la humanidad, se interesa particularmente por el desarrollo del derecho a la ciencia a nivel global y regional.    

Aprovechando la presencia de Rodrigo Uprimny, miembro del Comité de Derechos Económicos Sociales y Culturales de Naciones Unidas (Comité DESC), durante el taller, se hicieron recomendaciones puntuales al Comité DESC para la elaboración del Comentario general que está redactando sobre el desarrollo del derecho a la ciencia y que estará terminado a finales de año. 

Por su parte, y en vista de las cuestiones discutidas durante el Taller, Soledad García, Relatora sobre Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, propuso solicitar una audiencia ante la Comisión Interamericana para que empiece a incorporar el derecho a la ciencia en las discusiones del Sistema Interamericano de Derechos Humanos

Finalmente, los participantes acordaron crear una red multidisciplinaria de la región que ayude a estudiar y a profundizar el desarrollo del derecho a la ciencia en América Latina y el Caribe.

Entrevistas a los participantes

Galería de fotos

Principio de la página