Impulsa la UNESCO México proyecto integral sobre convivencia escolar con el Ayuntamiento de Durango

· Fréderic Vacheron, Representante de UNESCO México, destacó la importancia de generar un clima social y escolar sano, donde se sepan gestionar los conflictos en favor de la diversidad, la dignidad de todas las personas y los derechos humanos, para lograr los procesos de aprendizaje.

[Translate to espanol:] Foto: al centro, Frédéric Vcheron, representante de UNESCO México, a su derecha, Rosa Wolper, Oficial de Educación de la Oficina; a la der. Luz Elena Rodriguez González, Directora de Educación del Municipio de Durango.

¿Cómo transformar y mejorar las acciones disciplinarias en las escuelas mexicanas, en aras de promover una cultura paz que mejore la convivencia en los planteles y apuntale los procesos de aprendizaje? El Diagnóstico sobre convivencia escolar en escuelas primarias y secundarias de la localidad, que se presentó este jueves 11 de julio en el Municipio de Durango, aspira a ofrecer algunas alternativas y estrategias a las autoridades locales.

 

La presentación del análisis desarrollado en Durango por la Oficina en México de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) durante el 2018 contó con la presencia de la Mtra. Luz Elena Rodriguez González, Directora de Educación del Municipio de Durango, y de Frédéric Vacheron, Representante a.i. (interino) de la Oficina.

 

Se trata de un estudio exploratorio basado en la perspectiva de los actores que se llevó a cabo en un universo de 8 primarias y 8 secundarias sobre la situación que guarda la convivencia en los planteles y su relación con el logro de aprendizajes de los alumnos.

 

En su oportunidad, el representante de UNESCO México ofreció un sincero agradecimiento a las maestras y a los maestros que abrieron las puertas de sus aulas y dedicaron su tiempo a la realización de este ejercicio que, dijo Vacheron, los más recientes estudios consideran clave para impulsar el aprendizaje.

El aprendizaje no se puede generar si no existe un clima social y escolar sano, donde se sepan gestionar los conflictos en favor de la diversidad, la dignidad de todas las personas y los derechos humanos”, dijo el Representante de UNESCO México.

Mientras tanto, la coordinadora del estudio, Rosa Wolpert, señaló que la metodología utilizada para el estudio es de tipo mixto, cualitativa y cuantitativa–no censal ni de representatividad estadística– y se concentró en investigar lo que viven y piensan los estudiantes de 5º y 6 de primaria de los tres grados de secundaria, así como sus familiares y docentes sobre temas como la democracia, la inclusión, la paz, la equidad, el seguimiento de normas y el manejo de conflictos en los planteles educativos.

 

Se busca que los hallazgos presentados favorezcan la reflexión del personal del Ayuntamiento, las jefaturas de zona y supervisiones escolares, los apoyos técnicos pedagógicos, los directivos escolares, los equipos docentes y los padres de familia, a fin de que transiten de una visión punitiva, discilplinaria y basada en el combate a la violencia a una perspectiva sustentada el ‘aprender a vivir juntos’, que promueve la UNESCO como parte de una ciudadanía mundial.

 

Como expresaron las autoridades municipales durante el evento, la idea es que, ante los retos a los que se enfrenta la convivencia, la escuela no vaya sola, sino se acompañe de una serie de apoyos de la sociedad duranguense en su conjunto, de manera que permitan consolidar los objetivos educativos prioritarios.

 

El diagnóstico sienta las bases para que, en una segunda fase de trabajo, se construya un modelo integral en materia de convivencia escolar para el total de las escuelas del municipio, que parta de reconocer la propia dignidad de los alumnos y mirarla en los otros; encontrarse desde la diferencia, y crear condiciones institucionales para que se aprenda a gestionar los conflictos, construir consensos e impulsar lo que muchos maestros ya hacen en las aulas y planteles.

 

Estas acciones se inscriben en el marco de la meta 4.7 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: “garantizar que todos los alumnos adquieran los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible, entre otras cosas mediante la educación para el desarrollo sostenible y la adopción de estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad de género, la promoción de una cultura de paz y no violencia, la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural y de la contribución de la cultura al desarrollo sostenible, entre otros medios”.

Principio de la página