No dejar a nadie atrás – Día Mundial del Agua 2019

El viernes 22 de marzo se realizó el ciclo de conferencias en conmemoración del Día Mundial del Agua que este año tenía el lema ‘No Dejar a Nadie Atrás’. Se llevó a cabo en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Costa Rica y fue organizado por el Ministerio de Ambiente y Energía, la Asociación Mundial para el Agua y UNESCO. Principalmente participaron funcionarios del Ministerio de Ambiente y Energía e ingenieros de distintas universidades de Costa Rica. 

El evento inició con la bienvenida por parte de la Directora de la UNESCO en San José, Esther Kuisch Laroche y Haydée Rodríguez Romero, Viceministra de Agua y Mares, seguido por la presentación del Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos 2019. En su presentación del Informe, Juan Criado del programa de Ciencias Naturales de la Oficina Multipaís de UNESCO en San José, destacó a los sectores de la población que están siendo dejados atrás a nivel mundial, mencionando entre ellos las mujeres, los niños, los pueblos indígenas, la gente con discapacidades y los refugiados, quienes estadísticamente tienen menos acceso al agua potable y al saneamiento básico.

El agua es para todos. Es un recurso compartido entre todos los ciudadanos de un país y un derecho humano básico. La mesa redonda “Agua y derechos humanos” dio a conocer razones por las cuales muchas personas aún se están quedando atrás en Costa Rica, como la brecha desigual entre las tarifas de agua por metro cúbico de las empresas embotelladoras y los ciudadanos.

Con la evidente excepción de las áreas rurales y poco accesibles y las zonas altamente contaminadas por agroquímicos, por muchos años se ha creído que el agua potable es un recurso relativamente abundante en Costa Rica y que el saneamiento es un derecho prácticamente garantizado. Sin embargo, en su presentación ‘Cuentas del Agua de Costa Rica’ Lucrecia Salazar del Banco Central de Costa Rica reveló que 71% del recurso hídrico en este país es consumido por el sector de agricultura, mientras los hogares consumen un 20%. El otro 9% es consumido por otras industrias. Lo anterior presenta un gran desequilibrio, por lo cual proponía un sistema de rendición de cuentas y un segundo reporte más detallado para identificar cuáles son los cultivos que más agotan el recurso.

A partir de los sectores de la ingeniería civil y la academia, se resaltaron múltiples desafíos en el contexto de Costa Rica para la buena gobernanza y distribución del agua, entre ellos, la infraestructura débil, la mera cantidad de asadas en el país y la fiscalización escasa, nula o irregular del mal uso del recurso.

Para terminar el evento Heidy Murillo de la Unión Norte por la Vida (UNOVIDA) presentó la campaña #LeydeAguasYa! ‘La necesidad de modernizar el marco jurídico del agua’. Dicha ley propondría una más amplia participación ciudadana en el marco del Acuerdo de Escazú y una armonización entre las normas promulgadas y las políticas ambientales adoptadas a nivel local, regional y global.

 

Más información:

https://bit.ly/2USwJsi

https://bit.ly/2JHgg9i

Principio de la página