La gestión de riesgos en la preservación del patrimonio documental

La Oficina Regional de la UNESCO desarrolló hoy en Costa Rica la Conferencia nacional sobre la gestión de riesgos y la preservación del patrimonio documental, con la participación de funcionarias y funcionarios del Estado, la academia y entidades encargadas de la gestión del riesgo de desastres y atención de emergencias. En la actividad, se generaron insumos y recomendaciones para el desarrollo de un plan que facilite este tipo de acciones en instituciones como archivos, museos y bibliotecas.

A la actividad asistieron Esther Kuisch Laroche, Directora y Representante de la Oficina de la UNESCO en San José, Dennis Portuguez, Viceministro del Ministerio de Cultura y Juventud de Costa Rica, Magda Sandí, Catedrática de la Universidad de Costa Rica y Presidenta del Comité Nacional de Memoria del Mundo, representantes de la Comisión Nacional para la Prevención del Riesgo y la Atención de Emergencias.

La directora Kuisch Laroche, señaló la importancia de la preservación del patrimonio documental y cultural en la región centroamericana, destacando que Costa Rica se encuentra en un corredor climático, haciéndola susceptible a diferentes fenómenos que constituyen amenazas y aumentan el riesgo de ocurrencia de un desastre. Por ello, las acciones de prevención y mitigación son cruciales para preservar la memoria histórica, el patrimonio cultural y documental del país, formando competencias y capacidades en las personas encargadas de las colecciones, documentaciones, archivos y piezas de alto valor cultural, al tiempo que se evalúan, desarrollan y modifican las normas y políticas existentes para avanzar en la incorporación de ambas temáticas en los distintos instrumentos nacionales.

Esta Conferencia es parte de una estrategia más amplia liderada por la UNESCO para promover la preservación del patrimonio documental de la región en el marco de la gestión del riesgo de desastres, con base en el Programa Memoria del Mundo. En El Salvador y en Costa Rica ya se han desarrollado estas actividades como parte del cumplimiento de la estrategia, y en los próximos meses se realizarán en Honduras, Nicaragua y Panamá.  Se espera que los países incrementen su conocimiento sobre la situación que enfrenta su patrimonio documental, las medidas que pueden ser promovidas para mejorar su gestión y preservación, las lecciones aprendidas en distintas latitudes y las recomendaciones pertinentes para mejorar la resiliencia de la documentación ante la ocurrencia de desastres.

Principio de la página