El Desarrollo Sostenible como Política Cultural

La conferencia "El Desarrollo Sostenible como Política Cultural" a cargo del consultor UNESCO Lázaro Rodríguez, tuvo lugar en el marco de las Jornadas sobre Patrimonio Cultural (Asunción, Paraguay. 19- 20 de agosto, 2019) organizadas por UNESCO Montevideo, conjuntamente con el Centro Regional para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de América Latina (CRESPIAL), Secretaría Nacional de Cultura de Paraguay, con el apoyo de la Red de Cooperación académica en Patrimonio Cultural Inmaterial para América Latina y el Caribe (ReCA PCI LAC).

El experto UNESCO Lázaro Israel Rodríguez subrayó la importancia de la gobernanza cultural como promotor de la economía creativa y empoderamiento de las comunidades en pos de la consecución de los ODS.

El Experto UNESCO Lázaro Israel Rodríguez, miembro del Grupo de Expertos UNESCO/UE para la gobernanza de la cultura, centró su exposición en las oportunidades de articulación de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial (2003) y la Convención sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales (2005).

La presentación del experto abordó el papel de las Convenciones UNESCO como herramientas de gobernanza para el desarrollo de políticas culturales de desarrollo sostenible. A este respecto, recordó que ambas convenciones están relacionadas: en la Convención UNESCO 2003 para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial el patrimonio se plantea como motor de diversidad cultural a la vez que, como garante del desarrollo sostenible, mostrando una innegable interdependencia entre este con el patrimonio material, tanto cultural como natural.  Por su parte, la Convención UNESCO 2005 para la promoción y protección de la diversidad de las expresiones culturales incluye las expresiones culturales tradicionales a la vez que reconoce la libertad de su creación y difusión como un derecho de acceso a ellas para el propio desarrollo de las comunidades.

Para ilustrar esta interrelación entre ambas convenciones y sus posibilidades, Rodríguez señaló la gastronomía como posible eje articulador. En este sentido, también se refirió al caso de la Ciudad de Panamá un ejemplo de cómo una expresión cultural que incluye patrimonio y creatividad permite desarrollar una cadena de valor ampliada, aportando un enfoque biocultural y de desarrollo sostenible. Panamá es una de las 8 ciudades gastronómicas de la Red UNESCO de Ciudades Creativas en América Latina y el Caribe y recientemente ha sido elegida para presidir el Comité Intergubernamental de Ibercocinas.

 

Principio de la página