El derecho a la ciencia gana relevancia en América Latina y Caribe en tiempos de especial impacto político y ambiental de las ciencias

Del 20 al 21 de agosto de 2019, se llevará a cabo en Buenos Aires, Argentina el Taller Derecho Humano a la Ciencia: perspectiva latinoamericana en el Observatorio UNESCO Villa Ocampo.

Se tratará de un ámbito de discusión cerrado, dirigido a expertos de la comunidad científica, derechos humanos, ética de la ciencia, política científica, conocimientos ancestrales, empresas privadas, que está siendo organizado por los sectores de Ciencias Sociales y Humanas y de Ciencias Naturales de la Oficina Regional de Ciencias de la UNESCO para América Latina y el Caribe.

 

¿Qué es el derecho a la ciencia? ¿Tiene el derecho a la ciencia una dimensión individual y una dimensión social o colectiva? ¿Es un derecho de profesionales de la ciencia o de todas las personas? ¿Son los pueblos indígenas sujetos colectivos del derecho a la ciencia? ¿Las obligaciones del Estado se limitan a prohibir la censura de la expresión científica, o deben crear las condiciones para el desarrollo científico y tecnológico y para que los ciudadanos gocen de sus aplicaciones? ¿Qué obligaciones tienen los centros de investigación, los laboratorios, las empresas de tecnología, y demás entidades privadas que desarrollan ciencia y tecnología? Son estas algunas de las interrogantes entorno a las cuales se estará trabajando durante los días del encuentro.

 

La UNESCO ya ha impulsado una serie de reuniones globales para discutir el derecho a la ciencia (Ámsterdam -2007, Galway-2008 y Venecia -2009) y ha producido diversos documentos, principios, declaraciones y recomendaciones que de alguna manera se relacionan con el tema. Hoy, el desarrollo del concepto gana especial relevancia en estos tiempos donde los avances científicos y tecnológicos están teniendo un especial impacto político, ético, social y ambiental a nivel nacional y global.

 

En América Latina y el Caribe es poco lo que se ha estudiado y profundizado sobre el derecho a la ciencia más allá de la referencia en los instrumentos interamericanos de derechos humanos*. En respuesta a ello, recientemente, UNESCO ha venido creando espacios de discusión en la región similares al que se está convocando para la semana próxima, en particular en el marco de la Conferencia CLACSO 2018 o la Conferencia Global BAPA+40 de Cooperación Sur-Sur de 2019. El objetivo de estos encuentros es comenzar a posicionar el tema en la región latinoamericana y caribeña e iniciar un análisis conjunto de cómo se debe entender el derecho a la ciencia desde la propia perspectiva regional.

 

 

 

 

* Por ejemplo, en su artículo 27, la  Declaración Universal de los Derechos Humanos expresa: “Toda persona tiene derecho… a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten… Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas…” 

Dicha consideración se ve ratificada y reforzada en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, (artículo 15) y, a nivel interamericano, en la Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre (artículo 13) y el Protocolo de San Salvador sobre Derechos Económicos Sociales y Culturales – DESC (artículo 14), que incluyen al progreso científico gozar también del progreso tecnológico.

Principio de la página