El rol de la Alfabetización Mediática e Informacional en la lucha contra la desinformación

© Roberto Sánchez, Casa Presidencial

La Oficina de la UNESCO en San José está desarrollando un plan de acción para la lucha contra la desinformación, contemplando la inclusión de la alfabetización mediática e informacional (AMI) en el plan de formación para docentes y el currículo para estudiantes del sistema educativo en Costa Rica.

Este plan de acción, en el que la AMI figura como una de las herramientas principales, ha empezado su formulación gracias a los insumos y recomendaciones obtenidos a través de la Conferencia Nacional El rol de la Alfabetización Mediática e Informacional en la lucha contra la desinformación. El evento, realizado en el marco del Día Mundial de la Libertad de Prensa, fue apoyado por los Ministerios de Comunicación e Educación.

Tomando en cuenta que muchos usuarios de las redes sociales y las plataformas tecnológicas, especialmente los jóvenes, no pueden identificar la desinformación y como consecuencia facilitan su divulgación, la AMI es una herramienta indispensable para ayudarles analizar críticamente las fuentes de información de manera que puedan ser ciudadanos informados.

Este punto fue subrayado en el discurso de apertura por la directora de la Oficina de la UNESCO en San José, Esther Kuisch Laroche quien señaló:

La alfabetización mediática e informacional, así, resalta el acceso a la información, el uso ético de la información, promueve la comprensión y el rol de los medios de comunicación tradicionales y no tradicionales, evalúa la función social de la comunicación y promueve la expresión libre e informada de la realidad social. Esto implica un trabajo interdisciplinar y un fomento de capacidades continuas entre las diferentes partes de la sociedad, entendiendo las interrelaciones existentes y facilitando la diversidad de conocimientos para la pluralidad de expresiones.

Por otro lado, tanto el Ministro de Educación Pública, Edgar Mora Altamirano, como la Ministra de Comunicación, Nancy Marín Espinoza, coincidieron en que la desinformación no es un fenómeno nuevo, pero la facilidad con la que los contenidos e informaciones, verdaderas o falsas, se diseminan a través de las tecnologías de la información y la comunicación es un desafío que enfrentan tanto organizaciones públicas como privadas.

Entre las personas participantes de esta conferencia se encuentran representantes de universidades públicas y privadadas en las cuales se imparten carreras relacionadas con la docencia y la comunicación, federeraciones estudiantiles, sindicatos de educación, medios de comunicación y representantes de gobierno. A partir de la reflexión sobre el tema de las habilidades AMI, se llegó a varios puntos primordiales respecto al fortalecimiento del currículum estudiantil y de los planes de formación docente, en donde las sugerencias integran la inclusión de las AMI a un nivel transversal, para que sean fomentadas en los cursos de primaria, secundaria y formación docente.

Con las reflexiones, se insta a las autoridades educactivas del país a tomar medidas para garantizar esta inclusión y que tenga cobertura nacional, además, de impulsar la capacitación de docentes en las habilidades de AMI. Esto debido a que uno de los principales obstáculos identificados para la implementación de las AMI es el sistema educativo que se resiste al cambio y a la inclusión de nuevas habilidades que permitan analizar críticamente la información a la que la ciudadanía está expuesta día a día.

Una de las reflexiones principales recae sobre la importancia que ejercen las universidades públicas y privadas como promotoras de las AMI, incluyendo elementos como el desarrollo de capacidad de análisis en el estudiantado, investigar sobre el tema y capacitar a la ciudadanía como parte de la responsabilidad social universitaria.

La UNESCO, agencia de la ONU con el mandato de promover libertad expresión y acceso a la información, ha puesto mucho énfasis en abrir espacios de reflexión sobre los retos  vinculados a la desinformación, asimismo ayudar a gobiernos y otros actores a definir acciones para luchar contra la desinformación. Tal es el caso de la Conferencia Nacional sobre el impacto de la desinformación y las noticias falsas en la gestión pública, realizada el mes de diciembre en San José, Costa Rica, con la participación de autoridades gubernamentales, personas funcionarias y otras organizaciones para discutir los desafíos relacionados con la desinformación y sobre las estrategias que deberían adoptarse para combatir este fenómeno.

 

Principio de la página