Comunicado sobre la situación en Chile | La paz se construye con diálogo, respeto a los derechos humanos, reconocimiento de la diversidad, comprensión mutua y la construcción de comunidades de aprendizaje

La Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (OREALC/UNESCO Santiago) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) enfatiza la importancia de que prevalezcan el respeto a los derechos humanos, la garantía de la libertad de expresión, el acceso a la información, así como el diálogo abierto para construir una paz duradera. En este sentido, la UNESCO rechaza cualquier forma de violencia y condena las violaciones de los derechos humanos, de manera particular, cuando involucran a menores de edad, estudiantes o docentes. El mandato de la UNESCO incluye velar por la garantía del derecho a la educación de todos y todas a lo largo de la vida, y que este servicio se brinde en condiciones de respeto, dignidad y seguridad de todos sus actores.

La UNESCO aspira a que cada colegio, escuela e institución educativa sea un entorno de aprendizaje seguro en el que todos los actores del sistema asuman un papel activo para aportar a la construcción de espacios de diálogo positivo que respeten la diversidad, eliminando los discursos de odio y construyendo propósitos colectivos.

La UNESCO continuará con su tarea de apoyar a los gobiernos a garantizar el derecho a la educación como una herramienta para la construcción de sociedades sostenibles y pacíficas y un devenir de democracia y equidad en el país, la región y el mundo.

Como UNESCO ponemos también a disposición de docentes, directivos y cuidadores nuestra experiencia, metodologías y material pedagógico para construir desde las aulas una cultura de paz y de resolución pacífica de conflictos.

Contacto: Mary Guinn Delaney, mg.delaney@unesco.org

Principio de la página