» Veinte nuevos sitios ingresan en la Red Mundial de Reservas de Biosfera de la UNESCO
19.03.2016 - UNESCOPRESS

Veinte nuevos sitios ingresan en la Red Mundial de Reservas de Biosfera de la UNESCO

© UNESCO/DGMA-ExtremaduraTejo/Tajo (Portugal y España)

Lima, 19 de marzo – El Consejo Internacional de Coordinación del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) añadió hoy 20 nuevas reservas a la Red Mundial de Reservas de Biosfera de la UNESCO, en su reunión, celebrada en Lima (Perú).

Se trata de 19 reservas nacionales y una transfronteriza, compartida por España y Portugal. El Consejo aprobó también la extensión de nueve reservas que ya estaban inscritas en la Red. Tras la retirada de dos reservas solicitada por Austria, el número total de reservas de biosfera asciende ahora a un total de 669 sitios en 120 países, de ellos 16 transfronterizos.

Creado por la UNESCO a principios del decenio de 1970, el Programa sobre el Hombre y la Biosfera es una iniciativa científica intergubernamental que tiene por objeto mejorar, a nivel mundial, la relación entre la población de nuestro planeta y el medio ambiente natural. Las reservas de biosfera son sitios de aprendizaje y aplicación de los principios del desarrollo sostenible, en los que se compagina la conservación de la diversidad biológica con una utilización de los recursos naturales compatible con la protección del medio ambiente. El Consejo Internacional de Coordinación del Programa MAB, integrado por los representantes elegidos de 34 Estados Miembros de la UNESCO, designa todos los años las nuevas reservas de biosfera.

Las nuevas reservas designadas son las siguientes:

Montes de Tremecén (Argelia) – Esta reserva de biosfera abarca la totalidad de la superficie de 98,532 hectáreas del Parque Nacional de Tremecén y está situada en la provincia de este mismo nombre. El parque posee una rica diversidad biológica y cuenta con grutas, sitios arqueológicos importantes y diversos paisajes culturales.                                                         

Colinas del Beaver (Canadá) – La configuración del paisaje de morrenas de esta reserva situada al oeste del país, en la Provincia de Alberta, se debe a la retirada paulatina de los glaciares que se produjo hace unos 12.000 años, dejando tras de sí tierras pantanosas, lagos y paisajes roqueños característicos de la zona boreal. Hoy en día, el sitio comprende paisajes agrícolas modelados por la mano del hombre, bosques mixtos, praderas y zonas húmedas. Los ecosistemas forestales y mesetarios constituyen un hábitat ideal para bisontes, alces, gamos, wapitis y numerosas especies de aves acuáticas. La reserva cuenta también con numerosas colonias de castores. De las plantas que crecen en este paisaje de morrenas hay 36 que se consideran en peligro de extinción, debido a la escasez de sus poblaciones. Los 12.000 habitantes del sitio viven principalmente de la agricultura.

Tsá Tué (Canadá) – Situada en los Territorios del Noroeste del país, esta reserva de biosfera está integrada por territorios del pueblo del Gran Lago del Oso, los sahtu, y por una porción de la cuenca hidrográfica de este lago ártico, que es el último que se conserva intacto. La taiga que se extiende por una gran parte del sitio alberga numerosas especies de fauna silvestre, especialmente bueyes almizclados, alces comunes y caribúes. La única comunidad que puebla la zona de la reserva es la de Deline (“el lugar donde mana el agua”), Asentada en la orilla occidental del lago, esta comunidad cuenta con unas 600 personas que viven de la recolección y de los recursos que les proporciona una actividad turística moderada.

Albay (Filipinas) – Situada en el extremo meridional de la isla de Luzón, esta reserva tiene una superficie de 250.000 hectáreas. La altura máxima de su zona terrestre es de 240 metros y la profundidad de su zona marina alcanza los 223 metros. El sitio posee un gran valor para la conservación de la biodiversidad biológica. Alberga 182 especies de plantas terrestres, de las cuales 46 son endémicas. En los ecosistemas marinos y costeros se pueden hallar 12 especies diferentes de manglares, 40 de macroalgas y 10 de plantas marinas. En Albay viven cinco de las siete especies de tortugas marinas existentes en el mundo. La principal fuente de ingresos de sus habitantes es la agricultura. <a name="_GoBack"></a>

Lago Bosomtwe (Ghana) - Situado en la región de Ashanti, este lago es uno de los seis existentes en el mundo que tienen por lecho un cráter formado por el impacto de un meteorito. El extremo meridional del sitio se superpone a la parte norte de la reserva forestal de la cordillera de Bosomtwe, formando un conjunto de ecosistemas boscosos de zona húmeda y de montaña. La reserva de biosfera posee una fauna muy diversa y 35 especies distintas de árboles, algunas de las cuales son explotadas por la industria maderera. La población asentada dentro del perímetro de la reserva se cifra en más 50.000 habitantes. Las actividades económicas principales son la agricultura, la pesca y el turismo, ya que el lago es uno de los más importantes puntos de destino turísticos del país. La zona de la reserva es objeto de importantes trabajos de investigación, en particular sobre el cambio climático, y se utiliza también para impartir educación ambiental a los alumnos de escuelas y universidades.

La Hotte (Haití) - Situada al sudeste del país, esta reserva de biosfera se compone de una zona terrestre y otra marítima y está catalogada como una zona de diversidad biológica excepcionalmente rica. Esa riqueza se debe a su variada gama de climas, que abarca desde el húmedo hasta el subtropical seco. Además, el sitio posee dos ecosistemas marinos y costeros, uno al norte (Islas Cayemitas) y otro al sur (Isla Vaca), y también cuenta con seis cumbres montañosas, de las cuales la más elevada es el Pico Macaya, que culmina a 2.347 metros de altitud. La zona de la reserva está poblada por más de 850.000 habitantes que viven principalmente de la agricultura, la pesca, las actividades agroforestales, la artesanía y el comercio.

Agasthyamala (India) – Esta reserva de biosfera se encuentra en la parte más meridional de los Ghats occidentales, al sur del país, con un punto culminante a 1.868 metros sobre el nivel del mar. Su ecosistema principal es el bosque tropical. El sitio Alberta 2.254 especies de vegetales superiores, de las que 405 son endémicas. Es también un importante reservorio genético de plantas y semillas cultivadas, en particular cardamomo, jambolán, nuez moscada, pimienta y plátano macho. Comporta además tres santuarios de fauna: Shendurney, Peppara y  Neyyar, así como la Reserva de tigres de Kalakad-Mundanthurai. La población que vive en el sitio, formada por cerca de 3.000 personas, utiliza esencialmente los recursos biológicos para su sustento. Recientemente se han puesto en marcha diversos proyectos para reducir su dependencia de los bosques.

Balambangan (Indonesia) – Esta reserva de biosfera, que está situada en la Provincia de Java Oriental, se extiende por los tres parques nacionales de Alas Purwo, Baluran y Meru, así como por la reserva natural de Kawah Ijen. En su territorio se pueden hallar ecosistemas terrestres con formaciones cársticas, colinas, sabanas y bosques montañosos, alpinos y subalpinos. La reserva posee también ecosistemas costeros y marinos con bosques de litoral, manglares, herbarios de algas y arrecifes coralinos. En el plano económico las actividades más importantes en este sitio son las agrícolas (cultivos alimentarios básicos y horticultura) y las agroforestales (plantaciones de teca y caoba).

Hamún (República Islámica del Irán) – Situada al sudeste del país, esta reserva de biosfera está constituida por ecosistemas terrestres y humedales. En su territorio se hallan siete tipos de hábitat diferentes que comprenden zonas desérticas y semidesérticas, así como los terrenos pantanosos y las cuencas hidrográficas del lago Hamún. Las tres zonas húmedas de la reserva son las más importantes de toda la región. El sitio es un importante refugio para 183 especies de aves migratorias y alberga también 30 especies de mamíferos y 50 de plantas. Además, posee un patrimonio cultural notable integrado por monumentos históricos y templos antiguos como el de Shahr-e-Soujteh y el del Monte Jajeh.

Colinas del Po (Italia) - Situado al norte Italia, en la región del Piamonte, este sitio abarca todo el tramo turinés del río Po con sus principales afluentes. El Po constituye la principal reserva de biodiversidad biológica de la llanura de Turín, debido a los numerosos humedales que se pueden encontrar a lo largo de su curso. Las características físicas y geológicas del sitio han provocado la formación de múltiples riberas guijosas, brazos fluviales muertos y franjas boscosas que albergan numerosas especies. Todos estos recursos naturales son sumamente valiosos en una zona con una alta densidad de población, debida a la cercanía de la ciudad de Turín (900.000 habitantes) y de sus municipios vecinos.

Barsakelmes (Kazajstán) – Situada en la cuenca del Mar de Aral, en el arco que va del desierto del Sahara al de Gobi, esta reserva es una zona de gran importancia para la conservación de humedales y un lugar de convergencia de varias rutas de aves migratorias. La reserva desempeña un papel esencial en la protección de la diversidad biológica del Mar de Aral. Se han catalogado en ella 2.000 especies de invertebrados, 30 de mamíferos, 178 de aves y 20 de reptiles. En el perímetro de la reserva hay también cuatro centros de acampada de nómadas kazajos en la Ruta de la Seda, que datan de la Edad Media.

Belo-sur-Mer-Kirindy-Mitea (Madagascar) – Situada en el litoral occidental de esta isla, la reserva comprende una cuenca hidrográfica en su parte alta y un conjunto de ecosistemas marinos y costeros en su parte inferior. La reserva se caracteriza por la variedad, diversidad biológica y fragilidad de esos ecosistemas, entre los que figuran bosques secos y espinosos, matorrales, sabanas, terrenos pantanosos salobres poco sumergidos, manglares y arrecifes coralinos. La zona de arrecifes es el lugar adonde acude en busca de alimento una fauna marina espectacular compuesta por megápteros (ballenas jorobadas), delfines, dugongos y tortugas marinas. La subsistencia de los habitantes de la reserva depende totalmente de los recursos de ésta. La rica biodiversidad marina del sitio, sus islas y sus dos lagos salobres de carácter sacro, poblados por flamencos enanos, constituyen un punto fuerte para el desarrollo del turismo. La acuicultura, la pesca pelágica y la producción salinera son también otros pilares del potencial de desarrollo económico de la región.

Cedros del Atlas (Marruecos) – En esta reserva de biosfera, que está situada en el centro del macizo del Atlas, se concentra el 75% de la población mundial del majestuoso cedro plateado. La parte central de la cadena montañosa, cuya cumbre más alta culmina a 3.700 metros de altitud, es rica en ecosistemas y proporciona a toda la región recursos hídricos de vital importancia. Esos recursos están sometidos a la fuerte presión ejercida por los cultivos de la agricultura moderna y las plantaciones de árboles frutales, así como por las actividades turísticas que han reemplazado el pastoreo seminómada tradicional predominante en el pasado. La región es un baluarte importante de la rica cultura de las comunidades bereberes que la pueblan.

Isla de Cozumel (México) – Situada frente a costa sudoriental del país, esta isla cuenta con diversos ecosistemas marinos y terrestres en los que viven numerosas especies de anfibios y reptiles. Los dos ecosistemas terrestres más importantes del sitio son los manglares y los bosques. Esta reserva de biosfera forma parte del sistema mesoamericano de arrecifes coralinos, que alberga 1.192 especies marinas diferentes y es el segundo del mundo por su importancia y extensión. Cozumel tiene una población de unos 80.000 habitantes, que en su gran mayoría viven en el pueblo de San Miguel. El turismo es la actividad económica más desarrollada en esta isla, que posee alrededor de cuarenta sitios arqueológicos mayas.

Gran Pajatén (Perú) – Esta reserva de biosfera, situada en el núcleo de la Cordillera Central de los Andes, se caracteriza por la elevada altitud de su territorio y por su ecosistema primitivo. La reserva engloba el Parque Nacional del Río Abiseo, un sitio natural inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial que alberga especies animales y vegetales de bosque tropical húmedo, características de esta región de los Andes. Este parque presenta un alto índice de endemismo y es el único lugar donde se puede encontrar el mono choro de cola amarilla, un primate que en algún momento se llegó a considerar extinto. El nombre de Gran Pajatén designa también un sitio arqueológico situado en el bosque nuboso andino del Perú, cuyos vestigios permiten hacerse una idea general de la sociedad preincaica. En el territorio de la reserva viven más de 170.000 personas y las actividades económicas predominantes son la agricultura (cacao y café), la ganadería y la minería.

Fajãs de São Jorge (Portugal) – Esta reserva de biosfera abarca la totalidad del territorio de São Jorge, la cuarta isla del archipiélago de las Azores por su tamaño. El punto culminante del sitio es el Pico da Esperança, que se yergue a 1.053 metros de altura. Sus escarpados acantilados costeros configuran un paisaje de media montaña único en su género, en el que predominan praderas, turberas y matorrales de roca. La existencia de una flora endémica de gran riqueza es el resultado de la combinación de la altitud elevada con los ecosistemas costeros, que proporcionan un hábitat a diversas especies de invertebrados, moluscos y aves. La isla cuenta con una población de 9.000 habitantes.

Tejo/Tajo (Portugal y España) – El río Tajo es el eje principal de esta reserva de biosfera, que está situada al oeste de la Península Ibérica, compartida por Portugal y España. Su territorio se halla a baja altitud y se caracteriza por su escarpado relieve. Posee una vegetación en la que predominan alcornoques y matorrales, y cuenta también con zonas cultivadas y tierras de pasto. En su fauna, típica de la zona mediterránea, se pueden encontrar numerosas especies amenazadas. Las poblaciones de animales más abundantes son las de águilas imperiales y perdiceras, cigüeñas negras, abantos y nutrias. Los habitantes de la reserva son poco numerosos y viven esencialmente de la ganadería y las explotaciones forestales.

Isla de Man (Reino Unido) – La población de esta isla, situada en el Mar de Irlanda, se cifra en algo más de 80.000 habitantes. El variado paisaje costero de la reserva está formado por acantilados, islotes y playas alargadas. Las colinas del sitio poseen importantes reservas de turba y en su parte occidental están surcadas por valles boscosos profundos. La llanura costera septentrional está cubierta de pastizales, lagunas y humedales. Los fondos marinos cuentan con zonas gran biodiversidad biológica y albergan poblaciones considerables de anguilas europeas, bacalaos del Atlántico y tiburones peregrinos. La recolección de mariscos es una actividad que ha cobrado auge. Los terrenos aprovechables se utilizan para la agricultura y la cría de ganado ovino y bovino. Además, la isla –que desde el siglo XIX es un punto de destino muy conocido del turismo– ha desarrollado en los últimos decenios los sectores de servicios y productos manufacturados.

Bahía de Jozani-Chwaka (Tanzania) – Situada en Zanzíbar, esta reserva de biosfera abarca el único parque nacional de esta isla. Su paisaje es todo un mosaico de manglares, bosques tropicales y coralinos, aguas subterráneas, marismas, tierras agrícolas y zonas habitadas. La diversidad biológica del sitio es excepcional. Además del leopardo zanzibareño, su fauna comprende peces de arrecife, delfines y 168 especies de pájaros, de las cuales 30 son de importancia mundial o regional. Entre las 291 especies vegetales catalogadas, hay 29 que se consideran amenazadas. Los habitantes de la reserva viven del turismo, la pesca, la apicultura, la cría de mariposas y el engorde de cangrejos.

Extensiones de reservas designadas anteriormente:

Trifinio–Fraternidad (Honduras) – La extensión actual atañe a la parte hondureña de la Reserva de Biosfera Trifinio–Fraternidad, designada en 2011 y compartida por El Salvador, Guatemala y Honduras. Esta reserva está formada por una importante cuenca hidrográfica común a esos tres países. La extensión abarca un territorio de más de 270.000 hectáreas y comprende seis espacios naturales protegidos de Honduras.

Bosques costeros de Toscana (Italia) – Este sitió se designó en 2004 y se denominó en un principio Reserva de Biosfera de los Bosques Pisanos. La reserva se extiende a lo largo del litoral mediterráneo italiano, al oeste de la ciudad de Pisa. La extensión abarca una superficie de más de 43.000 hectáreas y comprende dos zonas de planicie y una de colinas, así como el sector de los Montes Pisanos. Esta extensión permitiría un desarrollo sostenible de las actividades agrícolas, forestales y turísticas de la región.

Monte Hakusan (Japón) – Designado reserva de biosfera en 1980, este sitio abarca las zonas alpinas, subalpinas y montañosas que rodean en Monte Hakusan, una cumbre que se yergue a 2.700 metros de altura sobre el nivel del mar. Con la actual extensión la superficie de la reserva se cuadruplica. La reserva ampliada engloba ahora en su perímetro las dos aldeas históricas de Shirakawa y Gokayama, inscritas en la Lista del Patrimonio Mundial. La población de la reserva asciende a más de 17.000 habitantes.

Yakushima y Kuchinoerabu Jima (Japón) – Designada en 1980 con el nombre de Yakushima, esta reserva de biosfera está situada a unos 60 km al sur de la isla de Kyushu. El sitio es célebre por el bosque primario de cedros de Yaku y abarca el sitio natural de Yakushima, inscrito en 1993 en la Lista del Patrimonio Mundial. La reserva ahora ampliada comprende la isla de Yakushima en su totalidad y la isla de Kuchinoerabu Jima, abarcando además las zonas marinas circundantes.

Monte Odaigahara, Monte Omine y Osugidani (Japón) – Designado en 1980 con el nombre de Reserva de Biosfera de los Montes Odaigahara y Omine, este sitio se halla en la península de Kii, en la isla de Honshu. Se trata de una zona montañosa donde las actividades forestales predominan sobre las agrícolas. Con la extensión actual, la superficie de la reserva ha pasado de 36.000 a 120.000 hectáreas.

Reserva de Biosfera del Noroeste Amotapes–Manglares (Perú) – Situado en la costa septentrional del país, este sitio se designó en 1977 con el nombre de Reserva de Biosfera del Noroeste. La reserva abarca ahora el Parque Nacional de Cerros de Amotape, el Coto de Caza El Angolo y la zona protegida de manglares de Tumbes. La superficie de la extensión se cifra en 1.115.947 hectáreas.

Monte Sorak (República de Corea) – Este sitio está situado en medio de la cordillera de Baekdudaegan y fue designado reserva de biosfera en 1982. En esta cadena montañosa se halla el tercer pico más alto del país. Con su extensión la reserva cubre ahora una superficie de 76.000 hectáreas y abarca las zonas habitadas, cultivadas y forestales que rodean el Parque Nacional del Monte Sorak.

Shinan Dadohae (República de Corea) – Situado al sudoeste del país, este archipiélago fue designado reserva de biosfera en 2009. Su extensión ha consistido en la anexión de unas mil islas diseminadas a lo largo de la costa sudoccidental de la península coreana. La reserva comprende también marismas y otros tipos de zonas protegidas.

Wester Ross (Reino Unido) – Este sitio se halla al noroeste de Escocia y se designó reserva de biosfera en 1976 con el nombre de Beinn Eighe. Con la añadidura de una superficie suplementaria de unas 530.000 hectáreas engloba ahora en su perímetro el Loch Maree, que cuenta con una población de colimbos árticos (gavia arctica) de gran importancia para la biodiversidad a nivel internacional.

***

Contacto: Lucía Iglesias Kuntz. Servicio de prensa de la UNESCO: l.iglesias(at)unesco.org




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página