» Adolescentes menores de edad de la República Unida de Tanzania se convierten en agentes del cambio transformad...
19.04.2017 - Education Sector

Adolescentes menores de edad de la República Unida de Tanzania se convierten en agentes del cambio transformador mediante la educación

© UNESCO/Jennifer Alima Kotta

Más de 300 niñas vulnerables de escuelas de secundaria básica de la región de Tanga, en la República Unida de Tanzania, refuerzan sus competencias y aptitudes con el objetivo de continuar la escuela y evitar los matrimonios precoces y los embarazos no deseados.

Las adolescentes menores de edad de la región deben hacer frente a muchos obstáculos que les impiden el acceso a una educación de calidad. Cuando los padres no dan la importancia requerida a la educación, las adolescentes se casan muy jóvenes o abandonan la escuela. El apoyo insuficiente por parte de los docentes, en particular en matemáticas y en ciencias, y un nivel de autoestima más bajo que el de los varones, contribuyen también a que abandonen la escuela u obtengan rendimientos bajos.

Con el objetivo de hacer frente a algunos de los obstáculos que impiden que las niñas asistan a la escuela y terminen su educación en esta región, la UNESCO colabora activamente con los adolescentes de ambos sexos mediante espacios seguros y clubes juveniles en el marco de los centros educativos. Con el apoyo del  Fondo Malala de la UNESCO para el Derecho de las Niñas a recibir Educación y en colaboración con los funcionarios del sector educativo a escala de los distritos y las escuelas, la Oficina de la UNESCO de Dar es Salaam (República Unida de Tanzania) organizó, entre los días 24 y 29 de octubre de 2016, un taller de capacitación en materia de espacios seguros en cinco escuelas secundarias del distrito de Muheza. En cada una de éstas se formaron setenta alumnos, para un total de 350 estudiantes (300 niñas y 50 niños).

La formación presentó los espacios seguros o los clubes juveniles, constituidos por grupos extraescolares dirigidos por estudiantes, en los que los miembros se reúnen para debatir sus preocupaciones y encontrar soluciones. Mediante estos espacios seguros, las niñas tienen acceso a un asesoramiento y a orientaciones sobre aspectos que pueden afectar su asistencia escolar, sus rendimientos académicos o su seguridad, así como su derecho a la educación. Por ejemplo, una de las principales cuestiones abordadas durante la formación estuvo relacionada con la práctica llamada Boda boda, en que algunos conductores de motocicletas-taxis proponen a las niñas llevarlas y traerlas de la escuela a cambio de relaciones sexuales, algo que las hace correr el riesgo de quedar embarazadas y, eventualmente, de abandonar la escuela.

Los clubes y espacios seguros han demostrado ser plataformas eficaces para reforzar la confianza de las adolescentes en sí mismas y su determinación de continuar los estudios, y han contribuido a mejorar el rendimiento escolar de éstas. El formato del espacio seguro significa también que las niñas cuentan con apoyo psicológico por parte de sus compañeras. La UNESCO continuará apoyando la creación de espacios seguros con el objetivo de empoderar a las adolescentes para que se conviertan en sus propios agentes del cambio transformador mediante la educación.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página