» Defender el patrimonio y la diversidad culturales – Defender una única humanidad
30.11.2016 - ODG

Defender el patrimonio y la diversidad culturales – Defender una única humanidad

© UNESCO

El 30 de noviembre, la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, pronunció la Conferencia Europea MacCormick de 2016 en la Royal Society de Edimburgo sobre el tema “Limpieza cultural: el imperativo de proteger el patrimonio y la diversidad culturales”. El acto estuvo presidido por la Presidenta de la Royal Society de Edimburgo, la profesora Jocelyn Bell Burnell.

La misión de la Royal Society de Edimburgo consiste en “desempeñar una función de liderazgo en una Ilustración moderna que permita a Escocia contribuir a abordar los desafíos mundiales que afronta la humanidad en el siglo XXI”. Esta misión refleja la larga historia de la Royal Society de Edimburgo como Academia de las Ciencias y las Letras de Escocia, que encarna el espíritu de la Ilustración escocesa.

“La cultura siempre ha sido víctima de la guerra como daño colateral”, dijo la Directora General. “Pero lo que hoy presenciamos es algo nuevo, tanto por su magnitud como por sus características, y por eso he hablado de 'limpieza cultural'”.

La Directora General destacó que el uso de la fuerza no basta hoy en día, “necesitamos el poder de persuasión para construir una paz duradera..., necesitamos la educación, necesitamos la libertad de expresión, necesitamos el diálogo intercultural”, afirmó, al tiempo que pidió nuevas políticas y una solidaridad renovada.

“El patrimonio mundial encarna la idea revolucionaria y humanista de que las personas de todas las culturas pueden unirse en torno al patrimonio. Por eso, cuando un sitio del patrimonio mundial es destruido en cualquier lugar del mundo, todos sufrimos, todos resultamos mermados”, dijo Irina Bokova, que destacó además que los extremistas violentos atacan la cultura porque rechazan el mensaje de diálogo que comporta.

“La cultura es más que edificios y piedras, se trata de identidades y pertenencia. Se trata de la cultura como vector de resiliencia, como fuente de fortaleza para hacer frente a la adversidad y para reconstruir”, explicó la Directora General. “Por eso estoy convencida de que la salvaguardia del patrimonio cultural es hoy un imperativo para la seguridad y la consolidación de la paz, un elemento esencial para restablecer la confianza y renovar el diálogo y la esperanza [...] la destrucción del patrimonio cultural es una cuestión de derechos humanos”.

“Cuando los extremistas violentos fomentan el temor y la división, debemos responder con aptitudes para el pensamiento crítico, con oportunidades para el compromiso cívico, con competencias para el diálogo intercultural”, declaró la Sra. Bokova, que presentó una visión general de la labor que lleva a cabo la UNESCO a fin de promover la educación para la ciudadanía mundial e invertir en educación para prevenir el extremismo violento. En este contexto, la Directora General subrayó también el poder de la cultura para transformar y empoderar las mentes. A continuación, pasó revista a las actividades que realiza la UNESCO para reconstruir el patrimonio en Nubia (Egipto), Mostar (Bosnia y Herzegovina) y Tombuctú (Malí), entre otros lugares.

La Directora General destacó la importancia de Escocia en esta labor:

“Las principales figuras de la Ilustración escocesa – David Hume, Adam Smith, Robert Burns y tantos otros – encendieron la llama de un humanismo moderno, inspirado en una profunda creencia en el poder de la razón y el cambio positivo, en el imperativo de crear y compartir los conocimientos”.

La ciudad de Edimburgo es un claro ejemplo de este espíritu, en su calidad de ciudad del patrimonio mundial, Ciudad Creativa de la Literatura de la UNESCO y ciudad que acoge algunos de los festivales más importantes del mundo. Ese mismo dinamismo está presente en toda Escocia: en Dundee, Ciudad Creativa del Diseño de la UNESCO, y en Glasgow, Ciudad Creativa de la Música de la UNESCO, así como en las dos reservas de biosfera de la UNESCO, los dos geoparques mundiales de la UNESCO y las tres cátedras universitarias de la UNESCO que hay en Escocia, incluida la más reciente, la Cátedra UNESCO de Integración de los Refugiados mediante la Lengua y las Artes que, en la Universidad de Glasgow, ocupa la profesora Alison Phipps, Investigadora de la Royal Society de Edimburgo.

En un informe publicado recientemente por la Comisión Nacional del Reino Unido para la UNESCO acerca de la presencia de la UNESCO en Escocia se estimaba que los proyectos de la Organización en Escocia generaron alrededor de 11 millones de libras esterlinas entre abril de 2014 y marzo de 2015.

Irina Bokova tuvo el honor de que durante la ceremonia se desvelara un busto de Sir Neil MacCormick, en presencia de su esposa.

“Dondequiera y cuando quiera que la cultura renace, las personas resurgen con ella”, declaró Irina Bokova. “Esta es la visión global de la cultura que hoy debemos promover juntos, porque nos brinda el significado y la fuerza para vivir en el mundo actual y tener esperanza en el futuro”.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página