» Exige tu derecho a leer, dice el Enviado Especial de la UNESCO Forest Whitaker
05.09.2016 - Education Sector

Exige tu derecho a leer, dice el Enviado Especial de la UNESCO Forest Whitaker

En una entrevista exclusiva concedida con motivo del Día Internacional de la Alfabetización, el Enviado Especial de la UNESCO para la Paz y la Reconciliación, Forest Whitaker, habla de su labor innovadora con los jóvenes en Sudán del Sur y la función decisiva que desempeña la alfabetización en la Agenda de Desarrollo Sostenible.

¿Qué repercusión ha tenido hasta ahora el programa de alfabetización que usted inició recientemente en Sudán del Sur?

Hemos venido trabajando en Sudán del Sur durante varios años y les preguntamos a algunos jóvenes de las comunidades en las que operamos qué era lo que más necesitaban. La respuesta más frecuente fue: libros.

Desde entonces, creamos una red de Centros de Aprendizaje Comunitarios –y tenemos planes para ampliarla- en Sudán del Sur y Uganda. En colaboración con la UNESCO ofrecemos clases de alfabetización a estas comunidades desfavorecidas y en cada centro hay además una pequeña biblioteca, donde la gente puede pedir libros en préstamo.

Hasta el momento, la repercusión ha sido muy alentadora. Muchas de las clases que impartimos están especialmente orientadas a las mujeres y las niñas, cuyos índices de alfabetización son muy inferiores a los de los niños y hombres , especialmente en Sudán del Sur. Otro aspecto increíblemente positivo de esta historia es que esos centros se han convertido en lugares de reunión, donde se realizan asambleas de la comunidad o se practica el fútbol, además de ser puntos donde se aprende a leer.

¿Cómo encajan la alfabetización y el aprendizaje a lo largo de toda la vida con la consolidación de la paz y otros Objetivos de Desarrollo Sostenible?

La promoción de la alfabetización y el fomento del aprendizaje duradero son las piedras angulares que necesitamos para hacer realidad los ODS y facilitar la consolidación de la paz. Si la gente no es capaz de educarse, nos resultará imposible avanzar en la reducción de las desigualdades, alentar el consumo responsable o garantizar que cada uno pueda vivir de manera más saludable. Creo que la alfabetización universal es el punto de partida para llevar adelante el conjunto de la agenda de desarrollo sostenible.

¿Por qué resulta tan importante empoderar mediante la educación a los jóvenes –en particular a las mujeres- que viven en zonas de conflicto o en campamentos de refugiados?

Es importante que cada mujer y cada hombre puedan expresarse y manifestar sus ideas y necesidades, y esto es aún más indispensable para quienes viven en medio de la pobreza, el conflicto o la violencia. Con demasiada frecuencia a estas personas vulnerables no se les presta la atención debida.

Creo que quienes ejercen el poder deberían trabajar con estos grupos de población vulnerables, en particular con las mujeres y los jóvenes, para empoderarlos a fin de que puedan participar en los procesos políticos y de consolidación de la paz.

Cuando se mejoran las tasas de alfabetización en  poblaciones que se encuentran en situación de conflicto, no sólo se les permite participar en estos debates, sino que también se propicia la comunicación, el intercambio de ideas y la capacidad de organizarse entre sí. Al actuar coordinadamente, estos grupos pueden constituir una poderosa fuerza de cambio.

¿Habida cuenta de los retos que aguardan a la alfabetización en el futuro, qué mensaje mandaría usted a la comunidad internacional y, en particular, a los jóvenes?  

Creo que la comunidad internacional tiene que comprometerse a que nadie se quede rezagado, en particular cuando se trata de alfabetizar. En el mundo industrializado, las tasas de alfabetización se aproximan al ciento por ciento; en algunos países en desarrollo, todavía son inferiores al 50 por ciento. Si queremos avanzar en la consecución de la Agenda de Desarrollo Sostenible, esta situación tiene que cambiar.

En numerosos países, existe además una gran brecha entre las tasas de alfabetización de los hombres y las mujeres. La brecha de género mundial en materia de alfabetización se aproxima a los 7 puntos porcentuales. Y esto es algo más que debemos corregir. Toda persona, sin importar su origen, género o país tiene derecho de aprender a leer. Mi mensaje a los jóvenes es que deben exigir y ejercer ese derecho.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página