» La Directora General diseña una “hoja de ruta” para el futuro para las delegaciones de la UNESCO
27.01.2012 - UNESCOPRESS

La Directora General diseña una “hoja de ruta” para el futuro para las delegaciones de la UNESCO

© UNESCO/FW Russell-Rivoallan -"Este momento es una oportunidad para construir una Organización más fuerte", afirmó Bokova durante la reunión con las delegaciones

La Directora General organizó el jueves 26 de enero con las delegaciones permanentes ante la UNESCO una reunión informativa especial para comunicarles las medidas tomadas hasta la fecha para tratar las dificultades financieras que atraviesa la Organización. La Directora General empezó la reunión con un repaso de los ahorros logrados antes de finales de 2011. A continuación resumió los cambios que serán necesarios para hacer frente a los desafíos de 2012, así como las reformas de mayor calado que cree que mejorarán la actuación y eficacia de la Organización a largo plazo.

Irina Bokova explicó a los numerosos asistentes a la reunión que en las seis últimas semanas de 2011 se tomaron medidas “drásticas” para absorber el déficit de 72 millones de dólares. Esto se consiguió con una fuerte reducción de gastos y liberando recursos. Por ejemplo, se ahorraron cuatro millones de dólares al reducir los gastos de viajes. Se redujo el número de misiones previstas para diciembre de 319 a 70. El número de contratos temporales también se redujo: de 482 contratos temporales, tan sólo se renovaron 160. Se cancelaron o pospusieron varias actividades previstas. Finalmente, se utilizó en su totalidad el Fondo de Operaciones para cubrir el déficit existente.

Al mismo tiempo, se puso en marcha el Fondo de Emergencia Multidonantes. Hasta la fecha, este fondo ha recibido más de 25 millones de dólares en contribuciones y hay compromisos que suman varios millones más. Turquía, dijo la Directora General, ha sido el último Estado Miembro en contribuir al Fondo, con un donativo de cinco millones de dólares anunciado esta misma mañana. Además, se han recibido cerca de 30.000 dólares en donativos de particulares. Bokova expresó su profundo agradecimiento a todos aquellos que han mostrado su solidaridad con la UNESCO. 

En lo que respecta al bienio que ahora empieza, la Directora General subrayó que la suspensión de la financiación por parte de Estados Unidos e Israel ha dejado a la Organización con un presupuesto reducido de 465 millones de dólares, muy inferior al previsto inicialmente de 653 millones de dólares. Alcanzar los objetivos de la Organización en 2012 y 2013 con un recorte presupuestario de tal magnitud requerirá profundos cambios en la manera en que trabajamos, dijo Bokova.

Para llevarlos a cabo, la Directora General está preparando una hoja de ruta que presentará durante la próxima reunión del Consejo Ejecutivo, que se inicia el 27 de febrero. Esta hoja de ruta, dijo, se basará en tres principios fundamentales:

1) Centrarse en la consecución de los programas y la salvaguardia de nuestro liderazgo

2) Buscar la reducción de costes así como el aumento de la eficiencia

3) Transformar la manera en la que trabajamos para pasar de una cultura de control a una de rendición de cuentas

Para alimentar ese proceso, se ha creado un grupo de trabajo dedicado a explorar iniciativas que contribuyan a aumentar la eficacia, en el que las asociaciones del personal tienen una participación activa. Ya se han identificado y tomado algunas medidas que generan ahorro inmediato: disminuir los gastos de viajes, reducir a la mitad las publicaciones, simplificar algunos procesos de trabajo, garantizar el estricto cumplimiento de las normas de ocupación de los espacios de oficinas y revisar y renegociar todos los contratos comerciales en curso. Se espera que estas medidas permitan un ahorro de 3,6 millones de dólares durante el bienio.

La Directora General recalcó que los planes de trabajo para el bienio deben reflejar ese descenso en la financiación. Para poder asumir el descenso del 29%, tres de cada cuatro puestos de trabajo vacantes en la Sede y en el terreno permanecerán vacantes, todas las actividades previstas en los primeros meses de 2012 se revisarán, se viajará lo menos posible y se pedirá a todos los sectores y oficinas que busquen fondos extrapresupuestarios, incluso para organizar reuniones estatutarias.

Irina Bokova dijo que aprobará los planes de trabajo para el primer trimestre pero que los revisará continuamente para adaptarlos a una situación que evoluciona continuamente.

La Directora General explicó a las delegaciones que buscará su apoyo activo en la próxima reunión del Consejo Ejecutivo, en febrero, y puso de relieve que “la solidaridad debe guiarnos en todo este proceso”.

Como conclusión a la reunión, Irina Bokova añadió: “Este momento es una oportunidad para construir una Organización más fuerte, con mayor impacto y mejores resultados que esté en consonancia con las ambiciones de su mandato y de las necesidades del siglo XXI. Conseguir esa ‘UNESCO+’ debe ser nuestro objetivo”.

Varias delegaciones tomaron la palabra para expresar su gratitud a la Directora General y apoyar sus esfuerzos. También plantearon varias preguntas, en particular relativas a la contratación de personal y a los porcentajes del presupuesto dedicados a personal y a actividades. Algunos sugirieron la supresión definitiva de puestos de trabajo actualmente vacantes y una reducción en el rango de algunos altos cargos. Otros propusieron reducir los gastos relacionados con los órganos de gobierno y las reuniones estatutarias y restructurar los sectores.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página