» Irina Bokova visita Pakistán y pide que se aumente la ayuda
03.09.2010 - ODG

Irina Bokova visita Pakistán y pide que se aumente la ayuda

© UNESCO/Genc Seiti - La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, sobrevuela en un helicóptero las zonas inundadas de Pakistán, el 31 de agosto de 2010

El primer lugar que la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, visitó durante la breve misión que efectuó en Pakistán el 31 de agosto de 2010 fue la provincia de Khyber-Pakhtunkhwa, una de las regiones más gravemente azotadas por las inundaciones. Acompañaron a la Sra. Bokova el Sr. Sardar Aseff Ahmad Ali, Ministro de Educación, y la Sra. Shehnaz Wazir Ali, Asesora Especial del Primer Ministro y Representante de Pakistán en el Consejo Ejecutivo de la UNESCO.

La Directora General habló con los damnificados por las inundaciones, refugiados en el campamento de Kandar, próximo a Nowshera, y escuchó la información que le proporcionaron los responsables nacionales de la coordinación regional. “Estamos tomando medidas para sentar rápidamente las bases de la recuperación a corto, medio y largo plazo” declaró Irina Bokova al término de la visita.

Durante su misión, la Directora General se entrevistó con el Primer Ministro de Pakistán, el Sr. Syed Yousuf Raza Gilani, en presencia de los Ministros de Educación y de Cultura, así como de otras autoridades nacionales, con el fin de examinar la ayuda de la UNESCO a ese país. Todos los participantes coincidieron en que la UNESCO debería proporcionar asistencia a Pakistán en la etapa posterior a esta catástrofe mediante la ejecución de proyectos de pequeña y media escala en materia de educación, gestión de los recursos hídricos y preservación de sitios del patrimonio mundial. El Primer Ministro agradeció la iniciativa de la Directora General que había enviado la semana anterior un equipo multidisciplinario compuesto de seis de los máximos expertos en ciencias de la UNESCO y de los centros de excelencia asociados a la Organización, quienes se reunieron en Islamabad con importantes personalidades científicas y directores de instituciones nacionales. Como resultado de esa misión se elaboró un plan científico nacional integrado para aumentar a corto y largo plazo la capacidad de Pakistán de hacer frente a inundaciones y otros riesgos geológicos.

La asistencia de la UNESCO en el ámbito educativo fue un elemento central de las conversaciones y el Primer Ministro pidió que la Organización desempeñara una función aún más amplia en la creación de centros de enseñanza no formal en las zonas de Pakistán que han sido devastadas por las inundaciones.

La Directora General aseguró al Primer Ministro que los expertos del Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO estaban dispuestos a colaborar con las autoridades pakistaníes. Irina Bokova hizo hincapié en la importancia de proteger el patrimonio y señaló que si el histórico sitio de Moenjodaro parece estar libre de peligro en la actualidad, es gracias a una campaña internacional de largo aliento, una de las más prolongadas en la historia de la UNESCO, que se finalizó en 1997. La Directora General afirmó que la UNESCO siente especial preocupación por los monumentos históricos de Taxila y Makli, en la región de Thatta.

Irina Bokova sostuvo también importantes conversaciones con los representantes del Equipo de las Naciones Unidas en Pakistán y participó en una rueda de prensa conjunta con los Directores Ejecutivos del UNICEF, el Sr. Anthony Lake, y el Programa Mundial de Alimentos, la Sra. Josette Sheeran, y con el Enviado Especial de las Naciones Unidas para la Asistencia a Pakistán, el Sr. Jean Maurice Ripert. “Estoy aquí junto a mis colegas de las Naciones Unidas”, declaró Irina Bokova, “para expresar la amistad y la solidaridad de la UNESCO hacia Pakistán. Estamos presentes para ayudar a reconstruir el sistema educativo, proteger el rico patrimonio cultural del país y compartir con el pueblo pakistaní nuestras competencias científicas con miras a la gestión y prevención de este tipo de peligros en el futuro”.

Tras resumir la respuesta de la UNESCO a la crisis en su esfuerzo por contribuir a la recuperación del país, la Directora General terminó diciendo: “Colaboramos con todos nuestros asociados de las Naciones Unidas para ayudar a Pakistán a que evalúe sus necesidades. Todo el tejido humano, social y cultural del país se ha visto afectado y esa situación requiere nuestra atención. Nuestra responsabilidad más urgente es devolver la fe en el futuro a los millones de niños, hombres y mujeres que han sido damnificados por las inundaciones. Es lo único que garantiza una recuperación pacífica, que estamos todos decididos a lograr”.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página