»  La Directora General visita los monumentos budistas de Bagán
09.08.2012 - ODG

La Directora General visita los monumentos budistas de Bagán

© UNESCO/Cynthia GuttmanDirector-General atop one of the temples at Bagan with an expert from the Department of Archaeology, National Museum and Library.

Hace cerca de mil años Anawrahta, monarca del primer imperio Myanmar y acendrado devoto del budismo theravada, se embarcó en uno de los más ambiciosos programas de construcción religiosa de la historia en Bagán, a la sazón capital del reino.

Hoy, más de 3.000 templos y pagodas (la mayor concentración del mundo) se extienden hasta donde alcanza la vista por las llanuras del río Irrawady. Muchos de ellos han sobrevivido a los estragos del tiempo, con su sucesión de invasiones y catástrofes naturales, y más en particular, en fechas recientes, al terremoto que en 1975 destruyó gran número de monumentos y debilitó los cimientos del conjunto arquitectónico.

En su primera visita a Bagán, el 8 agosto de 2012, la Directora General alentó a las autoridades a presentar de nuevo la candidatura del complejo arquitectónico para que sea declarado Sitio del Patrimonio Mundial.

Tras ratificar la Convención del Patrimonio Mundial en 1994, Myanmar presentó por primera vez la candidatura del sitio en 1996. El expediente fue devuelto al Estado Parte porque el sitio no estaba delimitado y faltaban un plan legislativo y uno de gestión. Según lo recomendado, las autoridades aprobaron leyes para proteger mejor el patrimonio cultural e instituyeron un marco nacional jurídico y de gestión.

La Directora General de la UNESCO, Sra. Irina Bokova, acompañada por el Director del Centro del Patrimonio Mundial, Sr. Kishore Rao, visitó una decena de templos y pagodas, un complejo monástico y el sitio excavado del Palacio, así como el museo sito en el propio lugar. Inmensas estatuas de teca bañadas en oro, de los siglos XI y XII, sonríen desde lo alto a los peregrinos y visitantes, que en 2011 fueron alrededor de 100.000. Los monumentos religiosos son conocidos también por sus sugerentes pinturas murales que ilustran escenas de la vida de Buda. Las del Templo de Nagayone, que visitó la delegación de la UNESCO, fueron restauradas en el decenio de 1980 con asistencia de la Organización y apoyo de fondos italianos.

Durante la visita de la Directora General a Bagán, el Director General del Departamento de Arqueología del Museo y Biblioteca Nacional, U Kyaw, Oo Lwin, exhortó a la UNESCO a contribuir con sus competencias técnicas especializadas a la conservación y restauración del sitio y al proceso de candidatura. Aunque el Gobierno aspira a presentar la candidatura de las antiguas ciudades pyu en 2013, las autoridades también trabajan para resolver varios problemas de gestión en Bagán y elaborar un plan más sistemático de preservación y conservación del sitio.

Últimamente se ha reanudado la cooperación con el Departamento de Arqueología del Museo y Biblioteca Nacional de Myanmar, con un proyecto de “Capacitación para la salvaguardia del patrimonio cultural en Myanmar” dotado con 530.000 dólares estadounidenses. Este año se enviará una misión de estudio a Bagán encargada de realizar una evaluación que sentará las bases de un cursillo de formación sobre conservación de pinturas murales “in-situ”.

El sitio, cuyos 42 km² albergan unas 15 aldeas, también está amenazado por las presiones existentes para destinar el suelo a fines de desarrollo y turismo. Su inscripción como Sitio del Patrimonio Mundial podría ser un aliciente para su promoción comercial y a la vez fomentar una gestión más sostenible de este excepcional paisaje cultural.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página