» Atención y educación de la primera infancia: cuanto más tempranas, mejor
28.09.2010 - UNESCOPRESS

Atención y educación de la primera infancia: cuanto más tempranas, mejor

Cortesía de Novosti - La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, y Andrei Fursenko, ministro de Educación de la Federación de Rusia, en la apertura de la Conferencia.

Comienza en Moscú la Conferencia Mundial sobre Atención y Educación de la Primera Infancia

 

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, inauguró en Moscú la primera Conferencia Mundial sobre Atención y Educación de la Primera Infancia recordando que “la educación es el mejor medio para prevenir la pobreza”. Dijo también que “los primeros años de vida del niño son el mejor momento para encauzar su desarrollo por el buen camino”.

Ministros de 65 países, así como expertos, universitarios y profesionales de la atención y educación de la primera infancia, acuden a este evento organizado por la UNESCO, el gobierno de la Federación de Rusia y la ciudad de Moscú. La Directora General declaró abierta la conferencia en presencia del alcalde de Moscú, Yury Luzhkov, del Ministro de Educación y Ciencia de la Federación de Rusia, Andrei Fursenko, y del Vicepresidente de Seychelles, Danny Faure, de la Primera Dama de Azerbaiyán y Embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO, Mehriban Aliyeva y de la presidenta del Consejo Ejecutivo de la UNESCO, Eleonora Mitrofanova.

“Las inversiones en programas de atención y educación de la primera infancia producen más beneficios que las efectuadas en los demás niveles de enseñanza”, dijo Irina Bokova. “Este hecho es posiblemente uno de los que menos se ha dado a conocer en el ámbito de la elaboración de políticas y del desarrollo”, añadió.

La Directora General destacó también la importancia que tienen los programas de la primera infancia en la lucha contra las desigualdades, ya que constituyen “un punto de partida para la oferta de igualdad de oportunidades a todos”. “El número de niños que no tienen oportunidad de asistir a la escuela primaria –69 millones– se podría reducir si se lograra dispensarles atención y educación mediante programas adecuados, antes de que cumplan ocho años.

También se podría reducir el número de niños que desertan prematuramente la escuela. En Europa, por ejemplo, el 50% de los niños gitanos no terminan sus estudios primarios. Esto no es ofrecerles una oportunidad para empezar la vida en pie de igualdad con los demás”. Tras congratularse por los progresos realizados en la enseñanza preescolar desde el año 2000, Irina Bokova señaló que, sin embargo, en el África Subsahariana solamente un 15% de los niños en edad de cursar la enseñanza preescolar estaban matriculados en ese nivel de educación, mientras que en los Estados Árabes esa proporción se cifraba en un 19%, en el Asia Central en un 28% y en el Asia Meridional y Occidental en un 36%.

“Aún quedan por hacer progresos inmensos y, lo que es más importante, hay razones de peso para extender la prestación de cuidados y educación a los niños más pequeños”, dijo la Directora General. En su discurso de apertura, el Ministro de Educación y Ciencia de la Federación de Rusia, Andrei Fursenko, puso de relieve los logros de Rusia en el ámbito de la atención y educación de la primera infancia, y también recalcó que la conferencia ofrece a los países la oportunidad de intercambiar experiencias, así como de examinar qué programas obtienen resultados positivos y de qué manera.

El Vicepresidente de Seychelles, Danny Faure, instó a los gobiernos a actuar “de concierto y con prontitud”. Añadió que deben dar prioridad a los programas destinados a la primera infancia y “demostrar que tienen la voluntad política para hacer que esto se plasme en los hechos”. La primera infancia abarca los ocho primeros años de vida del ser humano. Es una etapa de notable desarrollo cerebral, pero también de extrema vulnerabilidad del niño, sobre todo en los países en desarrollo, donde un niño tiene un 40% de posibilidades de vivir en condiciones de pobreza extrema y donde 10,5 millones de niños menores de cinco años mueren cada año de enfermedades evitables.

La conferencia de Moscú hará un balance de los progresos realizados en el último decenio y definirá por qué medios los países pueden lograr, de aquí a 2015, el objetivo de ampliar y mejorar la atención y educación integrales de la primera infancia, especialmente en el caso de los niños más desfavorecidos. También examinará mecanismos para establecer puntos de referencia y objetivos, superar obstáculos que dificultan el desarrollo de servicios de atención y educación de la primera infancia, y efectuar el seguimiento de los progresos realizados en la prestación de servicios.

Los debates se centran en los siguientes temas: políticas de desarrollo, costos y financiación, y marcos jurídicos e institucionales; experiencias regionales; calidad y receptividad; exclusión y marginación; y seguimiento y evaluación. Asimismo, se presentará una serie de estudios de casos sobre países para poner de relieve los programas eficientes llevados a cabo en diferentes partes del mundo.

*****

 B-roll para televisión

 

 

Contacto en Moscú:

Sue Williams  Tel: +33 6 15 92 93 62

s.williams(at)unesco.org

 




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página