»  La “generación del aprendizaje”, objetivo del informe de una comisión sobre la educación mundial
19.09.2016 - ODG

La “generación del aprendizaje”, objetivo del informe de una comisión sobre la educación mundial

© UNESCO/Bob Krasner

La Directora General de la UNESCO instó a la comunidad mundial a intensificar sus esfuerzos y analizar las conclusiones del informe presentado por la Comisión Internacional sobre la Financiación de las Oportunidades de Educación Mundial el 18 de septiembre de 2016 en la Sede de las Naciones Unidas de Nueva York.

“Debemos hacer de la educación la prioridad absoluta a fin de construir un mundo sin pobreza, violencia, hambre o enfermedad; debemos dotar a los jóvenes de las competencias necesarias para construir unas sociedades más verdes e inclusivas”, afirmó la Directora General, que es una de las convocantes de esta Comisión creada en julio de 2015.

“La educación salva vidas, transmite esperanza, aporta dignidad, previene el extremismo, promueve la inclusión social y fomenta la movilidad social”.

Irina Bokova alabó el hecho de que el informe se centre en el objetivo de crear una “generación del aprendizaje” y su noción de “universalismo progresivo”, consistente en ampliar la educación de calidad a todos dando prioridad a los pobres y desfavorecidos.

La Directora General, que acogió con agrado las cuatro transformaciones a las que se refiere el informe, relativas a los resultados, la innovación, la inclusión y la financiación, aseguró que “todos debemos ponernos manos a la obra” y señaló que la UNESCO, como coordinadora principal del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4, trabajará con todos los interesados para cumplir la promesa de la Agenda 2030 de que “nadie quede rezagado”.

Asimismo, la Directora General indicó que el informe que se acaba de presentar refuerza el mensaje del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo de 2016, que pone de manifiesto el potencial de la educación para la consecución de los ODS.

Por su parte, el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, manifestó que “el informe que hoy se presenta establece un plan para la mayor expansión de las oportunidades educativas de la historia. En el informe se defiende la conveniencia de invertir en la educación como requisito previo para el crecimiento económico, el desarrollo sostenible y la estabilidad mundial. En una época de múltiples crisis mundiales, la crisis en la educación es eminentemente resoluble. A medida que las fronteras se vuelven más irrelevantes y nos hacemos cada vez más interdependientes, la educación de calidad debe estar a disposición de todos. Nuestro mundo no puede ser próspero si es demasiado pobre para educar a sus niños”.

La Primera Ministra de Noruega, Erna Solberg, otra de las convocantes de la Comisión, afirmó que “la educación ofrece a las personas, las comunidades y los países la oportunidad de lograr una vida mejor. Las conclusiones de este informe no atañen solo a la comunidad educativa, sino que deben señalarse a la atención de los jefes de Estado y los ministros de Hacienda. El informe muestra por qué el mundo debe invertir en la educación como un motor esencial del crecimiento económico para alcanzar los ODS, y por qué tenemos que invertir más y de modo más eficaz para que nadie quede rezagado”.

Gordon Brown, Presidente de la Comisión Internacional sobre la Financiación de las Oportunidades de Educación Mundial y Enviado Especial de las Naciones Unidas para la Educación Mundial, que moderó el acto con entusiasmo, aseguró que “brindar una educación de alta calidad a millones de personas que no disfrutan de ella es la lucha de derechos civiles por antonomasia de nuestra generación. Las pruebas de que dispone la Comisión demuestran que la educación es la mejor inversión contra la pobreza que el mundo puede hacer. Estoy seguro de que, si combinamos inversión y reformas y movilizamos fondos nacionales e internacionales con mayor coordinación, podremos ser la primera generación de la historia en la que todos y cada uno de los niños estén escolarizados”.

El Presidente de Malawi, el profesor Arthur Peter Mutharika, reclamó responsabilidad colectiva a largo plazo y voluntad política para romper “el círculo vicioso de la pobreza mediante una educación de calidad e inclusiva”, al tiempo que destacó la “carga” que representan los altos niveles de analfabetismo.

El acto de presentación se centró en el costo que supondría no actuar y en el objetivo de crear una “generación del aprendizaje”; cómo mejorar los sistemas educativos para mejorar los resultados, alentar la innovación, invertir en la inclusión e incrementar la financiación.

Según la Comisión, el descuido de la educación es el principal problema que afrontarán los países durante los próximos 15 años. Además, la falta de inversión en los sistemas educativos está cercenando las oportunidades de los jóvenes en el mercado de trabajo mundial y obstaculizando el crecimiento. La desigualdad de oportunidades alimenta el descontento y es un factor decisivo de las migraciones masivas.

La primera fase del plan de la Comisión consiste en lograr que todos los países aprueben las reformas que han implantado aquellos que han conseguido los progresos más rápidos —el 25% de los países del mundo que obtienen los mejores resultados en materia de educación—. En la segunda fase se prevé elevar el gasto educativo en los países de ingresos bajos al 5% de la renta nacional; el objetivo de la tercera fase es movilizar los recursos combinados de las instituciones internacionales gracias a importantes reformas en el marco de un nuevo consorcio bancario multilateral; por último, en la cuarta fase se establecerá un pacto de financiación entre países en desarrollo, donantes e instituciones multilaterales.

Varios oradores, entre ellos el Presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, y el Director Ejecutivo del UNICEF, Tony Lake, hicieron gran hincapié en la importancia de invertir durante los primeros años de esta iniciativa.

El premio Nobel de la paz Kailash Satyarthi instó a los dirigentes a combatir los factores que impiden el aprendizaje, como el matrimonio infantil, el trabajo infantil y el tráfico de niños, y recordó varios principios fundamentales: “la libertad de la educación y la educación para la libertad son derechos inalienables que no se pueden lograr sin un fuerte compromiso político”.

Intervinieron también en relación con el informe otros miembros de la Comisión: Ngozi Okonjo-Iweala, Presidenta de GAVI y exministra de Finanzas de Nigeria; Jack Ma, fundador y Presidente Ejecutivo del grupo Alibaba; Theo Sowa, Directora Ejecutiva del Fondo para el Desarrollo de la Mujer Africana; José Manuel Durão Barroso, expresidente de la Comisión Europea; Aliko Dangote, Director Ejecutivo del grupo Dangote; Julia Gillard, Presidenta de la Alianza Mundial para la Educación; Jakaya Kikwete, expresidente de la República Unida de Tanzania; Sheikha Lubna
Al-Qasimi, Ministra de Estado para la Tolerancia de los Emiratos Árabes Unidos; y Helle Thorning-Schmidt, Directora Ejecutiva de Save the Children.

Desde su constitución en julio de 2015 durante la Cumbre de Oslo sobre Educación para el Desarrollo, la Comisión ha movilizado a una red de 30 instituciones de investigación y más de 300 asociados de más de un centenar de países.

Para consultar el informe:

www.educationcommission.org

http://report.educationcommission.org




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página