» Educación para prevenir los efectos del cambio climático: presentan experiencia conjunta UNESCO, UNICEF y MINE...
10.05.2018 - UNESCO La Habana

Educación para prevenir los efectos del cambio climático: presentan experiencia conjunta UNESCO, UNICEF y MINED en el ámbito de reunión de la CEPAL

© UNESCO Habana/E. Suárez. Un estudiante explica cómo aplicó en su comunidad lo aprendido. En primer plano, desde la izq. el Sr. Jorge Chediek, la Sra. María Machicado y la Sra. Olga Rufins.

La Escuela Secundaria Básica Urbana (ESBU) “Manuel Bisbé”, de la capital cubana, presentó el pasado 9 de mayo su experiencia en la prevención de los efectos del cambio climático y el fortalecimiento de la resiliencia en las escuelas y comunidades, como parte de un intercambio sobre cooperación Sur Sur desarrollado en el ámbito del Trigésimo Séptimo Período de Sesiones de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).

El intercambio contó con la presencia del enviado del Secretario General de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur y Director de la Oficina de la ONU para la Cooperación Sur-Sur, Jorge Chediek, la Representante Residente del PNUD en Brasil, Maristela Marques Baloni, y la Directora de País del PNUD en México, Katyna Argueta, presentes en Cuba a propósito de la reunión de la CEPAL.

Asimismo, participaron la representante de UNICEF en Cuba, María Machicado Terán, y la oficial a cargo de la Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la UNESCO, Olga Rufins Machin, junto a la Directora de Ciencia y Técnica del Ministerio de Educación de Cuba (MINED), Eva Escalona Serrano, el Metodólogo Nacional y especialista en Educación Ambiental de la Dirección de Ciencia y Técnica del MINED, Orestes Valdés Valdés, el Oficial Nacional de Programa de Educación de la Oficina de la UNESCO, Miguel J. Llivina Lavigne, y las autoridades del centro, entre otras personalidades.

El plantel, una de las 76 Escuelas cubanas Asociadas a la UNESCO, desarrolló entre 2014 y 2015 el proyecto “Educación sobre el cambio climático para el desarrollo sostenible”, implementado de manera conjunta por UNESCO y UNICEF, en colaboración con el Ministerio de Educación de Cuba.

La innovación curricular desarrollada en el centro para insertar la educación ambiental en todas las asignaturas del pensum, así como la labor con las familias, han garantizado la sostenibilidad de este proyecto interagencial, más allá de su conclusión en 2015, como explicaron la directora y otros representantes del claustro de profesores, así como familiares de los alumnos.

Los estudiantes, protagonistas indiscutibles del intercambio, expusieron ejemplos de cómo aplican en su comunidad lo aprendido, tanto para conservar el medio ambiente como para prevenir y mitigar los efectos de los principales desastres naturales que pueden afectarla, como los huracanes y las penetraciones del mar.

La escuela cubana, como centro cultural más importante de la comunidad, se ha convertido en la institución por excelencia para preparar a los niños, padres, familiares, docentes y directivos en la identificación de riesgos y la adopción de medidas para mitigar los efectos de desastres naturales, climatológicos y tecnológicos. El encuentro fue una evidencia de la certeza de esta afirmación.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página