» En Indonesia, el aprendizaje en materia de igualdad de género comienza desde muy temprana edad
10.03.2017 - Sector de la Educación

En Indonesia, el aprendizaje en materia de igualdad de género comienza desde muy temprana edad

© UNESCO Jakarta

Los niños ríen mientras posan con sus disfraces. Hay entre ellos, una niña vestida de pinche de cocina y un niño que parece un marinero. Otros dos llevan el uniforme de un general del ejército y una niña lleva lentes de sol. En el centro educativo de la primera infancia PAUD KM O “Mekar Asih”, en Yakarta, Indonesia, los niños aprenden a soñar en grande y se les dice que pueden convertirse en todo lo que deseen.

El centro comenzó como un proyecto piloto destinado a promover la igualdad de género desde la más temprana edad, y el modelo se ha extendido gradualmente a decenas de miles de centros de la primera infancia en más de 300 distritos y ciudades de 34 provincias de Indonesia. Iniciado por el Directorio de Desarrollo de la Educación de la Primera Infancia del Ministerio de Educación y Cultura, el proyecto obtuvo, por su enfoque innovador, el Premio UNESCO de Educación de Niñas y Mujeres 2016.

A decir de Ella Yulaelawati, quien recibió el Premio en representación del Directorio, un centro educativo de la primera infancia debe utilizar métodos de enseñanza y materiales pedagógicos exentos de estereotipos y prejuicios de género, en un contexto seguro que involucra a todos los alumnos por igual. “Antes, los manuales escolares y los libros de cuentos representaban siempre a las mujeres en posición de subordinadas o desempeñando tareas domésticas”, afirmó. “Por ejemplo, ‘Mamá cocina, mientras papá lee el periódico, Ani (la hija) riega las plantas y Ali (el hijo) monta en bicicleta' “. Esto generó estereotipos que implicaban que a las niñas y a las mujeres se les reservaba un futuro de funciones domésticas en vez de la posibilidad de acceder a cargos diplomáticos o en el sector público.

Combatir los estereotipos de género

El centro ha introducido materiales de aprendizaje exentos de estereotipos de género, en particular una sala para interpretar papeles en donde los niños se visten con trajes que representan diferentes profesiones. Los docentes están llamados a convertirse en agentes eficaces de un cambio favorable en materia de igualdad de género, y madres y padres deben involucrarse de diferentes maneras, incluso en el ámbito de las historietas contadas por el padre. “Como casi todos los docentes en los grupos de juego y en las guarderías son mujeres, exhortamos a los padres a estar presentes en las clases, ya que para los alumnos, fundamentalmente para los varones, ellos desempeñan la función de modelo”, afirmó la Sra. Yulaelawati.

El Directorio involucra también a las madres y a las asociaciones femeninas. Colabora con importantes colectivos de mujeres en las provincias, los distritos y las ciudades proporcionando formaciones, talleres y campañas de difusión mediante el uso de diversos medios de comunicación. El programa ha tenido como efecto el aumento significativo de la participación de las niñas en cinco provincias a lo largo del país. El Ministerio de Educación y Cultura creó también 'Bunda PAUD', Madres para la Educación de la Primera Infancia que involucra a las esposas de miembros del gobierno, desde la Primera Dama Irina Jokowi, hasta las cónyugues de gobernadores, alcaldes y regentes a fomentar el acceso a una educación integradora y a la protección de la primera infancia de calidad.

“La integración de las cuestiones de género desde la más temprana edad tiene como objetivo forjar el carácter del niño de manera que pueda comprender lo que significa realmente la igualdad entre los sexos”, afirmó Kurniati Restuningsih, subdirector de programas escolares. “El Ministerio de Educación y Cultura promueve la integración de las cuestiones de género desde la más temprana edad con miras a fomentar la igualdad y la diversidad, y a eliminar todas las modalidades de discriminación de género que lamentablemente se manifiestan aún en numerosas comunidades”.

Al destacar el acceso de las niñas a la educación, la Sra. Yulaelawati señaló: “En algunas regiones de Indonesia, las niñas tienen aún un acceso limitado a la escuela. Es necesario que el empoderamiento de las mujeres comience desde la primera infancia. Esto implica que se adopte un enfoque holístico que favorezca la participación y la confianza de las niñas en las escuelas”.
Para más información acerca de la labor del ganador del Premio UNESCO 2016, visualice el video aquí. Pulse el siguiente enlace para obtener información adicional sobre el Premio UNESCO en la Educación de Niñas y  Mujeres.





<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página
t3test.com