» La Carta de Jamaica es patrimonio documental reconocido por el Programa Memoria del Mundo
24.05.2017 - Oficina de la UNESCO en Quito

La Carta de Jamaica es patrimonio documental reconocido por el Programa Memoria del Mundo

La Oficina de la UNESCO en Quito y Representación para Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela entregó al Ecuador el certificado de inscripción de la “Contestación de un Americano Meridional a un caballero de esta isla”, también conocida como la célebre Carta de Jamaica, en el Registro Memoria del Mundo de la UNESCO.


Durante el acto de entrega del certificado del Programa Memoria del Mundo por la Carta de Jamaica (izquierda a derecha): Andrés Arauz, Ministro de Cultura y Patrimonio de Ecuador; Guillaume Long, Ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana y Saadia Sánchez Vegas, Directora de la Oficina de la UNESCO en Quito y Representante para Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela.

El registro de la Carta de Jamaica en el Programa Memoria del Mundo responde a la consecuente y altamente técnica acción institucional del Estado ecuatoriano para identificar, poner en valor, preservar y difundir su patrimonio documental como manifestación relevante para la memoria histórica del país. La Carta de Jamaica, incluida en el registro del Programa Memoria del Mundo en octubre de 2016, es el segundo registro de Ecuador en el programa en un año, ya que la valiosa colección “En la mirada del otro. Acervo Documental del Vicariato Apostólico Salesiano de la Amazonía Ecuatoriana, 1890-1930”, fue declarada patrimonio documental por la UNESCO en octubre del 2015, luego del proceso de postulación bajo la iniciativa del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC).

La disponibilidad del original manuscrito en castellano de la Carta de Jamaica es un hecho particularmente excepcional, luego de una larga ausencia del acervo documental del continente, posible gracias al feliz descubrimiento del historiador ecuatoriano Amílcar Varela, quien localizó el documento en el Archivo Histórico del Banco Central del Ecuador, hoy del Ministerio de Cultura y Patrimonio. Luego del importante hallazgo, el Ministerio de Cultura y Patrimonio gestionó las misiones de expertos para la revisión técnica y la validación del documento, especialmente la delegación de académicos y especialistas de Venezuela que en el año 2014 autenticó la carta, mediante un detallado análisis del soporte y contenido del documento, determinando que la grafía, sin duda, era de la mano de Pedro Briceño Méndez, Secretario de Simón Bolívar, y que el contenido correspondía al texto completo de la carta.


Saadia Sánchez Vegas, Directora de la Oficina de la UNESCO en Quito, reconoce el trabajo de la Dirección de Archivos del Ministerio de Cultura y Patrimonio en la elaboración del expediente de postulación de la Carta de Jamaica para su declaratoria como Memoria del Mundo.

Saadia Sánchez Vegas, Directora de la Oficina de la UNESCO en Quito y Representante para Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela, realizó la entrega del certificado a André Arauz, Ministro de Cultura y Patrimonio de Ecuador y Guillaume Long, Ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador. Durante su discurso, la Directora Sánchez mencionó: “No sólo la academia puede aprovechar las virtudes de la carta como fuente de información y conocimiento de una parte importante del inmenso caudal intelectual producido por Bolívar, también permite un ejercicio de recreación del momento de Bolívar y las Américas”; refiriendo además que: “Han pasado 202 años desde que el Libertador ideó aquella carta, y aún sigue vigente en nosotros y para nosotros” (Enlace al discurso).

Sánchez Vegas también manifestó el especial reconocimiento de la UNESCO a la Dirección de Archivos del Ministerio de Cultura y Patrimonio, responsable de la elaboración del expediente de postulación de la Carta de Jamaica para su declaratoria como Memoria del Mundo.

Creado en 1992, el Programa Memoria del Mundo (MoW, por el acróstico en inglés) es una iniciativa de la UNESCO destinada a preservar el patrimonio documental del mundo –albergado en bibliotecas, archivos y museos-  como símbolo de la memoria colectiva de la humanidad. Este patrimonio refleja la diversidad de los pueblos, las culturas y los idiomas, pertenece a todos y debe ser plenamente preservado, protegido y accesible en forma permanente y sin obstáculos.

Más información:




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página
t3test.com