» La UNESCO se moviliza en apoyo de los damnificados de las inundaciones de Pakistán
19.08.2010 -

La UNESCO se moviliza en apoyo de los damnificados de las inundaciones de Pakistán

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, ha anunciado que el 22 de agosto enviará a Pakistán un equipo de expertos en materia de gestión de inundaciones. El envío de esta misión es la primera de toda una serie de acciones que la UNESCO va a emprender en el marco de su respuesta a las inundaciones catastróficas que han asolado este país, cobrándose más de 1.600 vidas humanas y afectando a 20 millones de sus habitantes.

La UNESCO está cooperando con otros organismos de las Naciones Unidas y el gobierno de Pakistán en los esfuerzos masivos de recuperación y prevención actualmente emprendidos. Un equipo especial intersectorial, encabezado por la Directora General y compuesto por expertos de la sede de la Organización y de su oficina en Islamabad, está coordinando las actividades de la Organización. En una reunión celebrada el 18 de agosto, el grupo esbozó las medidas que se han de adoptar de inmediato y a más largo plazo, especialmente en los ámbitos de la ciencia y la educación.

En esa reunión, Irina Bokova reafirmó que la UNESCO “está dispuesta a proporcionar cuanta ayuda le sea posible en sus ámbitos de competencia”.

La primera misión científica contribuirá a mejorar las capacidades de Pakistán en materia de gestión de inundaciones, tratando aspectos como el uso de imágenes satelitales para cartografiar las zonas inundables y preparar planes de evacuación, el análisis de los modelos informatizados más recientes para prever inundaciones, el examen de los desprendimientos de tierras y la estabilidad de los terrenos para adoptar decisiones adecuadas con respecto a los emplazamientos que se escojan para los desplazados y, por último, la adaptación de material de formación a las necesidades locales. El equipo de expertos determinará también las actividades que han de llevarse a cabo para localizar acuíferos susceptibles de proporcionar agua potable a las zonas afectadas por las inundaciones, donde es una necesidad vital disponer de recursos hídricos salubres.

La Organización está previendo también reforzar el personal de su oficina de Islamabad con expertos en otros campos, particularmente en el de la educación, para que trabaje con otros organismos asociados de las Naciones Unidas y determine qué es necesario hacer a fin de que los niños vuelvan a las aulas lo antes posible. Según las primeras estimaciones, el número de escuelas que han sufrido daños asciende a 5.457, de los cuales 4.419 están situados en las provincias del Punjab y del Sind. Por lo menos un millón de escolares de primaria se han visto afectados por las inundaciones. Un gran número de centros docentes han tenido que cerrar sus puertas, y sólo se puede acceder a ellos con suma dificultad.

En estrecha coordinación con las Naciones Unidas y las autoridades nacionales, la UNESCO está preparando una serie de iniciativas para hacer frente a la crisis. Entre ellas figuran algunos proyectos que se presentarán a la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCAH), encargada de preparar la revisión del Plan Inicial de Respuesta de Emergencia a las Inundaciones de Pakistán.

Se estima que los seis sitios de Pakistán inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial no corren peligro de inmediato. No obstante, el Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO está siguiendo muy de cerca su situación, y más concretamente la del sitio donde se hallan las ruinas arqueológicas de Mohenjo Daro, que tienen más de cuarenta y cinco siglos de antigüedad y están situadas en la margen derecha del río Indo, en la Provincia del Sind, a unos 400 kilómetros de Karachi. La situación estable de este sitio del Patrimonio Mundial se debe en gran parte a los cinco grandes malecones construidos en la llanura fluvial inundable durante la Campaña Internacional de Salvaguardia del sitio de Mohenjo Daro, emprendida a iniciativa la UNESCO para proteger este lugar de las crecidas del Indo. El Centro del Patrimonio Mundial está preparando el envío de una misión de expertos, que se desplazará a Pakistán tan pronto como la situación lo permita.

La Campaña Internacional, que finalizó en 1997 y movilizó recursos por valor de unos 23 millones de dólares, permitió adoptar vastas medidas de salvaguardia para amparar Mohenjo Daro contra las inundaciones, crear capacidades nacionales en materia de protección de monumentos e instalar un laboratorio dedicado a la conservación y vigilancia del sitio. Fue una de las actividades más fructíferas llevadas a cabo conjuntamente por la UNESCO y Pakistán, que es Estado Miembro de la Organización desde 1949.   

La UNESCO coopera con Pakistán en el marco de la Iniciativa E-9, adoptada por un grupo de países muy poblados con vistas a alcanzar los objetivos de la Educación para Todos (EPT). Además, Pakistán participa actualmente en toda una serie de proyectos relacionados con los recursos de agua dulce, la biodiversidad, las ciencias de la tierra, los océanos, la igualdad entre los sexos y la reducción de la pobreza. En 2006, la Fundación de la Prensa de Pakistán (PPF) creó con el apoyo de la UNESCO el Premio Aslam Alí de Libertad de Prensa, que se otorga todos los años para recompensar las contribuciones más destacadas a la libertad de opinión y expresión en el país.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página