18.02.2013 - ODG

Celebración del día de solidaridad con Malí

© UNESCO/E.U.

El lunes 18 de febrero de 2013, la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, inauguró la primera reunión internacional de expertos para la salvaguardia del patrimonio cultural de Malí, justo dos semanas después de su misión a ese país. La reunión, organizada en el marco del día de solidaridad con Malí -y cuyo objetivo era coordinar las actividades de la comunidad internacional y sus asociados-, se celebró en la Sede de la UNESCO en París, en presencia de la Sra. Aurélie Filippetti, Ministra de Cultura y de Comunicación de Francia, y del Sr. Bruno Maïga, Ministro de Cultura de Malí.

En su discurso de inauguración, la Directora General subrayó: “Estamos aquí para transformar la indignación en acción: el patrimonio de Malí representa mucho más que una inscripción en la lista de la UNESCO, es la herencia de una cultura ancestral, el testimonio del diálogo de las civilizaciones; es nuestro deber hacer todo lo posible para protegerlo”.

Aurélie Filippetti expresó la emoción y la determinación de Francia ante la situación del país: “Francia ha estado al lado de Malí para proteger su integridad territorial, y estaremos también a su lado para proteger su cultura”. La Ministra destacó especialmente el papel del Instituto Nacional Francés del Patrimonio en la formación de profesionales sobre el terreno y el fortalecimiento de la capacidad en Malí, así como el compromiso de la Biblioteca Nacional de Francia de apoyar la salvaguardia de los manuscritos. Citando al cantante Youssou N’Dour, “Malí es la fuente”.

“Es un inmenso consuelo para el pueblo y el Gobierno de Malí ver una movilización internacional tan fuerte en defensa de su patrimonio cultural”, afirmó el Sr. Bruno Maïga, Ministro de Cultura de Malí. “La mayor riqueza”, prosiguió, “no es tener los bolsillos llenos de oro, sino poder contar con el apoyo de los demás”.

Durante todo el día, expertos del patrimonio cultural debatieron y prepararon el plan de acción para la protección del patrimonio cultural construido e inmaterial y de los manuscritos de la región. La UNESCO enviará una misión sobre el terreno a fin de realizar una evaluación completa de los daños y poner en práctica el plan de acción tan pronto la situación lo permita.

“Juntos queremos ofrecer una nueva salida al patrimonio de Malí, un nuevo comienzo”, declaró la Directora General.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página