» Mensaje de la Sra. Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO, con motivo del Día Mundial de los Océanos L...
08.06.2018 - UNESCO Office in Lima

Mensaje de la Sra. Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO, con motivo del Día Mundial de los Océanos Limpiemos nuestros océanos

08 de junio de 2018

Los océanos albergan la mayoría de las especies que viven en nuestro planeta. Garantizan más del 60% de los “servicios de los ecosistemas” que nos permiten vivir, comenzando por la producción de la mayor parte del oxígeno que respiramos, y la regulación del clima: durante el último medio siglo, los océanos han absorbido un 93% del exceso de calor ligado al aumento del efecto invernadero. 

Los océanos son el requisito indispensable para la existencia de vida en la Tierra. Pero la sobreexplotación de sus recursos, la contaminación y la absorción cada vez mayor de CO2 los ponen en peligro. El calentamiento, la acidificación, las zonas muertas, las floraciones de algas nocivas y el deterioro de los ecosistemas son fenómenos que reflejan las consecuencias nocivas de la actividad humana sobre los océanos. 

Este año, el descubrimiento en el golfo de Omán de una nueva “zona muerta”, de un tamaño superior al de Escocia y que continúa creciendo, ha puesto de manifiesto el fenómeno de estas regiones oceánicas cuyo nivel de oxígeno es tan extremadamente bajo que asfixia la vida marina. Esta catástrofe se suma al problema de la pesca excesiva y a la contaminación, principalmente la causada por los residuos plásticos, vertidos en el océano a un ritmo equivalente a un camión de basura por minuto y que pasan a nuestra red alimentaria. Esta situación tiene repercusiones importantes para la seguridad alimentaria. Una parte de esos desechos se concentra en zonas del océano denominadas giros, que son causados por las corrientes marinas. 

No obstante, existen soluciones para luchar contra estos desastres. En los lugares donde la destrucción cesa, la vida vuelve a surgir. El medio marino tiene capacidad de resiliencia, si le permitimos recuperarse de los factores de estrés antropogénicos gracias a una buena gestión de sus ecosistemas. 

Con el objetivo de alentar la colaboración científica internacional para responder a estos desafíos, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el pasado 5 de diciembre el Decenio de las Naciones Unidas de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible (2021-2030). Se ha encomendado a la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO la coordinación de los preparativos y la elaboración de un plan de ejecución. 

De conformidad con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y su Objetivo relativo a la conservación y el uso sostenible de los océanos, este Decenio brindará una oportunidad única de movilizar a todos los agentes interesados en torno a un programa común de investigación e innovación tecnológica, a fin de comprender mejor los factores que afectan a este recurso y sus consecuencias y de aportar las respuestas más adecuadas. 

Esta empresa requiere inversiones a su altura. De acuerdo con el Informe Mundial sobre las Ciencias Oceánicas publicado en 2017, solo el 4,5% de los fondos públicos se destinó a las ciencias naturales en todo el mundo. No podemos permitir que esta situación continúe. 

Ningún país puede evaluar por sí solo los cambios que se producen en los océanos, ni limpiarlos y protegerlos. Únicamente mediante la cooperación internacional, la transferencia de tecnologías y el intercambio de conocimientos podremos elaborar políticas con conciencia ecológica que favorezcan un crecimiento sostenible basado en los océanos. 

En este Día Mundial de los Océanos, la UNESCO invita a los Estados Miembros, la comunidad científica, la sociedad civil y el sector privado a que unan sus fuerzas, haciendo suya la máxima del escritor japonés Ryūnosuke Akutagawa: “Individualmente, somos una gota. Juntos, somos un océano”. 




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página