» Nueva Alianza Mundial para la Alfabetización promete iniciativas conjuntas e innovación para potenciar el prog...
08.09.2016 - Education Sector

Nueva Alianza Mundial para la Alfabetización promete iniciativas conjuntas e innovación para potenciar el progreso

© All rights reserved

La nueva Alianza Mundial para la Alfabetización se propone congregar a gobiernos, ONG, instituciones docentes y entidades del sector privado a fin de reexaminar la manera de fomentar el progreso en este campo.

La alfabetización ha mejorado en el mundo y las tasas han aumentado del 56 por ciento en 1956 al 85 por ciento en 2015, pero todavía hay 758 millones de adultos que no saben leer ni escribir una frase sencilla y 250 millones de niños en edad escolar que no están adquiriendo las competencias básicas de lectura, escritura y aritmética y carecen de las aptitudes fundamentales.

La Alianza Mundial para la Alfabetización (GAL, por sus siglas en inglés), que opera en el Marco de Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida, fue presentada por la Directora General de la UNESCO, la Sra. Irina Bokova, como parte del Día Internacional de la Alfabetización, el 8 de septiembre, y tuvo su origen en la honda preocupación que manifestó la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2013 en relación con el hecho de que el programa mundial de alfabetización no se hubiera cumplido.

En la Conferencia General de la UNESCO celebrada en 2013 se aprobó una resolución con objeto de “establecer una alianza de múltiples partes interesadas en pro de la alfabetización, que impulse a largo plazo los esfuerzos mundiales encaminados a esa meta”.

El resultado de este mandato fue la GAL, una alianza que se propone aprovechar el potencial de la tecnología para aumentar el acceso a la alfabetización de calidad y estimular y promover programas de colaboración que vinculen la alfabetización con la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible. La iniciativa, que se lleva a cabo bajo la coordinación del Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida (IUAL)en  Hamburgo, congrega a entidades de las Naciones Unidas, representantes de los sectores gubernamental y privado, organizaciones regionales, donantes, ONG nacionales e internacionales y expertos en la materia.

El progreso es real, pero no suficiente

El jefe de coordinación de programas del IUAL, el Sr. Subbarao Ilapavuluri, declaró: “En el mundo entero, numerosos países han emprendido distintas iniciativas propiciadas por la UNESCO. Estos son avances reales, pero no suficientes, si queremos forjar un mundo inclusivo, en el que nadie quede rezagado. No es suficiente si queremos que todas las personas participen plenamente en la sociedad contemporánea”.

“Lo que se necesita es la percepción de una unidad de propósito, un compromiso compartido capaz de marcar la diferencia en la vida de la gente mediante la alfabetización y otras competencias necesarias para que puedan operar como ciudadanos activos. Es preciso que vinculemos a todos los interesados. Los gobiernos nacionales coordinarán este proceso y la UNESCO propiciará y apoyará sus esfuerzos. Los resultados no podrán alcanzarse mediante la labor de una sola entidad”.

El Sr. Ilapavuluri afirmó que la Alianza aspira a estimular programas innovadores de alfabetización y a lograr que estos programas resulten más pertinentes y útiles para los estudiantes de todos los grupos etarios, y también a ayudar a que todos los países realicen avances concretos en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y, en particular, en lo tocante a la Meta 4.6 del ODS 4 de educación, vinculada a la alfabetización de jóvenes y adultos. 

“En la actualidad, el 91 por ciento de los jóvenes de edades comprendidas entre los 15 y los 24 años están alfabetizados. De aquí a 2030, el objetivo es garantizar que todos los jóvenes de ese grupo etario hayan logrado la alfabetización funcional y que la mayoría de los adultos también sean capaces, al menos, de leer y escribir”, afirmó.

El Sr. Ilapavuluri añadió que la Alianza movilizaría las inversiones y promovería iniciativas, con especial atención a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

“Las TIC permiten que cualquiera pueda aprender, en cualquier momento. Pero uno de los principales problemas es la insuficiencia del material didáctico disponible. Por ejemplo, podemos crear nuevas aplicaciones informáticas en lengua vernácula y utilizar los cursos abiertos en Internet para fomentar el aprendizaje a distancia. Estas medidas deberían encaminarse a satisfacer las diversas necesidades de aprendizaje de manera más eficaz y atractiva. La tecnología puede ser un aliado provechoso para lograr este fin”, dijo.

El jefe de coordinación añadió que ya existían numerosos programas digitales de aprendizaje para niños, pero que era preciso realizar un esfuerzo similar para poner la tecnología al servicio de la educación de jóvenes y adultos, con un enfoque que abarque a toda la vida.

La Alianza contará con la ayuda y el asesoramiento de un núcleo de colaboradores coordinados por la UNESCO, compuesto por representantes de los Estados Miembros, organizaciones intergubernamentales y de donantes, delegados del sector privado y la sociedad civil y expertos en la materia.

Enlaces




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página