01.07.2014 - UNESCOPRESS

Reconstrucción del patrimonio cultural de Malí

© UN photo/Devra Berkowitz -Conferencia de prensa "Reconstruir Tombuctú: la restauración de una capital intelectual y espiritual y su papel clave en la recuperación posconflicto de Malí"

La restauración de Tombuctú, capital intelectual y espiritual que posee tesoros culturales únicos, tiene tanta importancia para la recuperación de Malí tras el conflicto como para el patrimonio mundial. Sin embargo, según Lazare Eloundou Assomo, Representante de la UNESCO para Malí y especialista de este sitio emblemático del Patrimonio Mundial, aún se necesitan ocho millones de dólares para terminar los actuales trabajos de renovación.

“Es una tarea larga y complicada”, afirmó Eloundou el pasado 30 de junio en Nueva York, durante una conferencia de prensa en las Naciones Unidas. También confirmó que ha concluido la primera etapa de rehabilitación del patrimonio cultural de Malí, iniciada el 14 de marzo. Sin embargo, a día de hoy únicamente se han conseguido tres de los 11 millones de dólares necesarios para llevar a término el proyecto. 

“Deseamos que la comunidad participe en la reconstrucción de su patrimonio. No se trata solamente de volver a poner una piedra sobre otra. Es fundamental salvaguardar el significado cultural y recordar el papel que tuvo el mausoleo para la comunidad”, agregó Eloundou. 

La UNESCO, en colaboración con Suiza, la Unión Europea y otros donantes, se ha embarcado en un ambicioso proyecto de ayuda al gobierno de Malí para la rehabilitación de su patrimonio y de los manuscritos de la región de Tombuctú que fueron deteriorados durante el conflicto que tuvo lugar en el país entre 2012 y 2013. 

Vibeke Jensen, Directora de la oficina de la UNESCO en Nueva York, dijo: “El patrimonio cultural refleja la vida, la historia y la identidad de una comunidad. Su conservación ayuda a cohesionar las comunidades fragmentadas, reafirma sus identidades y crea un punto de encuentro entre el pasado, el presente y el futuro”. También añadió que “el deterioro y la destrucción del patrimonio cultural de una comunidad no solamente afecta al pasado, sino también al futuro. 

© UNESCO - La Mezquita de Djingareyber en Tombuctú (Malí)

De los 16 mausoleos de Tombuctú inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, 14 fueron destruidos por grupos armados durante el conflicto. Los manuscritos de Malí constituyen un testimonio único de la historia de África y de la humanidad en su conjunto. Los más antiguos datan del siglo XIII. A lo largo del conflicto se perdieron más de 4.000 de los 40.000 volúmenes conservados en el Instituto Ahmed Baba: algunos de ellos fueron quemados o robados, mientras que otros 10.000 permanecen en condiciones  críticas. Las comunidades locales trasladaron clandestinamente más de 300.000 manuscritos a Bamako. En la actualidad, estos textos se almacenan en unas condiciones que no son idóneas para su conservación. El programa se está llevando a cabo en colaboración con el Ministerio de Cultura, Educación Superior e Investigación Científica maliense.

La UNESCO ha comenzado la reconstrucción de los mausoleos destruidos, la rehabilitación de mezquitas y librerías privadas, así como el proyecto de conservación de manuscritos antiguos. La UNESCO también se va a asegurar de la participación de las comunidades afectadas formando a la población local en tareas de conservación. Hasta la fecha, la restauración ha recibido donaciones de Suiza, Unión Europea, Noruega, Países Bajos, Bahrein, Croacia, Mauricio y Andorra. 

Para la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, “este programa garantizará al pueblo maliense la recuperación de un patrimonio que es fundamental para su identidad y que puede contribuir a la reconciliación. Esto es vital para Malí, pero también lo es para todo el planeta, ya que el Patrimonio Mundial es común a todos nosotros”.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página