» Niños refugiados se conectan al aprendizaje en “La Casa Celestial”
20.06.2016 - Education Sector

Niños refugiados se conectan al aprendizaje en “La Casa Celestial”

©UNESCO

Un orfanato que cuenta con el apoyo de la UNESCO en la frontera entre Tailandia y Myanmar, proporciona estabilidad a niños refugiados y migrantes, así como métodos de aprendizaje potenciados mediante el uso de dispositivos móviles.

El orfanato, denominado “La Casa Celestial”, fue creado hace diez años para atender a las necesidades de los huérfanos refugiados o migrantes, después de que, a su fundadora, Lily, le pidieran que se ocupase de un bebé de seis meses que había sido abandonado. Hoy ese bebé es un niño de 11 años de edad, feliz y saludable, que responde al nombre de Sam, uno de los 73 niños que viven permanentemente en la casa, situada en el pueblo tailandés de Mae Sot.

El orfanato se ha transformado, y de una pequeña estructura situada en el mercado del pueblo, se ha convertido en un edificio de madera de dos plantas, en la periferia urbana, con 65 de sus pupilos escolarizados -45 que van a la escuela local en lengua tailandesa y 20 que asisten a clases en una escuela de Myanmar-. Los demás son todavía muy pequeños para ir al colegio y durante el día reciben los cuidados de Lily, su esposo Thant Zin y otros 11 miembros del personal. Lily también ofrece servicios de guardería para los hijos de los obreros migrantes que viven en la zona.  

La Casa Celestial fue una de las primeras entidades escogidas para participar en el Proyecto de alfabetización mediante dispositivos móviles para niños sin escolarizar, de la Oficina de la UNESCO en Bangkok.

Aprendizaje en lenguas vernáculas

El Proyecto, que es una iniciativa conjunta de la UNESCO, las empresas Microsoft y True, y el Ministerio de Educación de Tailandia, proporciona a los centros de aprendizaje seleccionados tabletas electrónicas que contienen un programa informático diseñado por la UNESCO, con más de 1.000 recursos pedagógicos en tailandés, birmano y otras lenguas vernáculas, así como acceso gratuito a Internet y a programas educativos que se transmiten por satélite.  

El Proyecto cuenta con la financiación de Microsoft y lo ejecutan la UNESCO, la Oficina de Microsoft en Tailandia, la empresa True, la Oficina de Educación No Formal e Informal y la Oficina de la Comisión de Educación Básica del Ministerio de Educación de Tailandia, y se propone fortalecer la alfabetización básica y las nociones de aritmética de miles de migrantes, miembros de minorías étnicas y niños apátridas en las zonas fronterizas de Tailandia y Myanmar.

La Casa Celestial ofrece clases sobre diversas asignaturas, por ejemplo, cursos de lengua tailandesa, birmana e inglesa. Lily y los docentes del centro afirmaron que las tabletas electrónicas han resultado valiosísimas para que tanto ellos como sus alumnos puedan disponer de material didáctico que, de otra manera, hubiera sido inaccesible.  

La combinación de cuidados maternales y métodos de aprendizaje modernos ha generado buenos resultados, como en el caso de Ann, que llegó al orfanato con su hermano de apenas un año de edad, después de que su madre muriera y su padre fuera incapaz de cuidarlos. Ahora es una alumna aventajada y se siente muy emocionada con la idea de cursar el séptimo grado en la Escuela Pública de Mae Sot, próxima a la Casa Celestial.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página