» Solidaridad en Sendai, desde la escuela primaria hasta la universidad
15.02.2012 - ODG

Solidaridad en Sendai, desde la escuela primaria hasta la universidad

©UNESCO/Cynthia GuttmanLa Directora General, Irina Bokova, con los estudiantes desplazados de la escuela primaria de Nakano, en Sendai, Japón, 14 de febrero de 2012.

A los niños de la escuela primaria de Nakano les gusta la naturaleza. Observar las aves y los proyectos medioambientales, a lo largo de los lechos de los ríos de la zona, cerca del paseo marítimo, eran algunos de los principales actividades escolares hasta el terremoto y tsunami del 11 de marzo de 2011. En cuestión de horas la escuela fue devastada y el patio de juegos cubierto de automóviles y escombros de las casas circundantes. Todos los alumnos y sus maestros consiguieron refugiarse en el tejado, sin embargo, aún hoy la escuela sigue estando en ruinas.

La Directora General, Irina Bokova, fue testigo tanto de la destrucción como del trabajo de reconstrucción en curso, durante su visita el 14 de febrero 2012 a esta escuela que forma parte de la Red de Escuelas Asociadas de la UNESCO en Sendai. Tras el tsunami la escuela fue trasladada a un nuevo emplazamiento.

"Ustedes son parte de una red mundial de escuelas", dijo la Directora General en clase. “Sé que han pasado por momentos difíciles y me gustaría felicitarles. Encontraron la fuerza para superar las dificultades. El día de mañana ustedes serán profesores, médicos, ingenieros, o catedráticos. Tienen que trabajar duro para lograrlo, pero lo más importante es que no dejen de soñar."

La campaña UNESCO-Kizuna, que llevó 30.000 mensajes de amistad de estudiantes de todo el mundo a sus compañeros de las zonas afectadas por la tragedia en Japón, también llegó a la escuela de Nakano, dónde varios mensajes decoran las paredes de sus pasillos.

"Yo viví en un refugio durante cuatro meses con mi familia", dijo Rikko, en su mensaje a la Directora General, que leyó ante todos. "Yo estaba muy preocupada por el futuro. Mucha gente vino ayudarnos. La UNESCO y el mundo estaban allí para darnos apoyo cuando pensábamos que lo habíamos perdido todo. "

"Las sonrisas vuelven en los rostros de los niños y estamos muy agradecidos a la UNESCO por su apoyo y solidaridad", dijo el director de la escuela, Mitsuru Takahashi. "Después del terremoto, tuvimos que posponer los proyectos medioambientales. Empezamos un programa de atención psicológica para los alumnos. Nuestro objetivo es hacer que cada estudiante pueda vivir su vida escolar diaria en condiciones estables y sólidas”.

Bokova también visitó la Universidad de Tohoku, una de las instituciones líderes en Japón. Aquí los materiales para la investigación, las bibliotecas y los servicios  básicos resultaron dañados, pero la universidad ha transformado la adversidad en solidaridad. "Estamos construyendo un nuevo instituto internacional de investigación sobre la ciencia de los desastres para llevar a cabo investigación orientada a la obtención de resultados, compartir experiencias internacionalmente y promover la cooperación en la ciencia de los desastres", dijo el Vicepresidente de la Universidad, Yukihisa Kitamura. El Instituto aborda de forma global la ciencia de los desastres, incluyendo aspectos  científicos, médicos y sociales.

La Directora General dio la bienvenida a esta iniciativa, y afirmó que la UNESCO tiene que jugar un papel importante a la hora de ayudar a desarrollar estas redes de trabajo en los ámbitos de la prevención de riesgos y creación de capacidades.

La Universidad de Tohoku tiene un significado especial para la UNESCO, ya que es aquí donde se fundó el primer Club UNESCO, en 1947, cuatro años antes de que el Japón entrase a formar parte de la  UNESCO, en 1951. "El compromiso del Japón con la UNESCO siempre ha estado guiado por una voluntad de fortalecer la solidaridad en la hora de la adversidad. Refleja lo que yo considero un humanismo esencial, la creencia en la posibilidad de un cambio positivo a través de la voluntad de trabajo, para unir fuerzas, para levantar puentes.”

Bokova recibió una calurosa bienvenida en la Asociación de la UNESCO de Sendai, lugar de nacimiento de un movimiento que agrupó actividades no gubernamentales de la UNESCO en Japón poco después de la creación del primer club. "Sé que están muy comprometidos. Juntos, los estudiantes, los intelectuales, los ciudadanos de diferentes orígenes y medios, han iniciado lo que creo es un movimiento histórico. Éste hace que la UNESCO sea más fuerte”. Dirigiéndose a un joven estudiante, también subdirector de la Asociación, Bokova hizo hincapié en que "se puede cambiar el mundo a través de las acciones cotidianas que pueden parecer simples, pero que tiene impacto. Hoy, los jóvenes están cambiando la sociedad ante nuestros ojos. Sin el compromiso cívico no es posible cambiar el mundo para construir uno mejor."

 




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página