09.09.2013 - UNESCOPRESS

Se añaden a la Red Mundial de Geoparques 10 nuevos sitios

© UNESCO/Margarete PatzakGrutas del Palacio Global Geopark (Uruguay)

La Red Mundial de Geoparques cuenta ahora con 10 nuevos sitios de Austria, China, Eslovenia, Italia, Japón, Países Bajos, Portugal, Turquía y Uruguay. Con la incorporación de esos nuevos sitios, el número de geoparques que forman parte de la Red asciende ahora a un total de 100, ubicados en 29 países. Los nuevos geoparques fueron admitidos por la Mesa de la Red Mundial en la reunión que ésta ha celebrado en la isla de Jeju (República de Corea) durante el III Simposio de la Red de Geoparques de Asia y el Pacífico (7–13 de septiembre).

La Red Mundial es el nexo de unión entre sitios del patrimonio geológico, caracterizados por su importancia internacional, su excepcionalidad y su extraordinaria belleza, en los que dicho patrimonio se aprovecha para promover el desarrollo sostenible de las comunidades que los habitan.

Creada en 2004 bajo los auspicios de la UNESCO, la Red Mundial de Geoparques tiene por objeto fomentar la cooperación entre los expertos y profesionales del patrimonio geológico. También trata de promover la sensibilización a los riesgos geológicos y las estrategias de atenuación de las catástrofes naturales, así como al cambio climático y a la necesidad de llevar a cabo una gestión sostenible de los recursos naturales de la Tierra.

Los sitios a los que se confiere la denominación de “geoparque mundial” cuentan con una estructura de gestión eficiente y un perímetro claramente delimitado. Además, su superficie es lo suficientemente vasta como para permitir el desarrollo económico sostenible de la zona en que están emplazados, esencialmente gracias al turismo. Establecida sobre la base de la voluntariedad, la denominación de “geoparque mundial” constituye una homologación de la calidad de los sitios interesados. La UNESCO ofrece un apoyo específico a los geoparques que integran la red, a petición de los Estados Miembros.

Los nuevos sitios incorporados a la red son los siguientes:

Geoparque Mundial de Sennongjia (República Popular de China)

Este geoparque se extiende por una región montañosa ubicada en el noroeste de la Provincia de Hubei. Su nombre se deriva de Shennong, un fabuloso antepasado del pueblo chino, que según la leyenda inventó el uso del arado y de las plantas medicinales. La zona del geoparque de Shennongjia, denominada el “Techo del centro de China”, cuenta con seis montañas de más de 3.000 metros de altura formadas por rocas intrusivas diabásicas. La geomorfología de Sennongjia se caracteriza por la presencia de tres elementos principales –picos montañosos, glaciares y formaciones kársticas– y su patrimonio geológico comprende fósiles de animales prehistóricos, formaciones geológicas peculiares, hermosos paisajes acuáticos y vestigios de cataclismos terrestres. En 1995, se hallaron restos de seres humanos del Pleistoceno en una cueva cercana a Hongping, situada a 2.100 de altitud sobre el nivel del mar. En esa cueva se desenterraron más de mil piezas de cerámica de gres y fósiles de animales –rinocerontes, pandas, elefantes, etc.– que revisten una gran importancia para la investigación arqueológica.

Geoparque Mundial de Yanqing (República Popular de China)

Este geoparque está ubicado al noroeste de Beijing, en la parte occidental de los Montes Yanshanian. Un proceso característico de orogénesis en la Era Mesozoica generó el magnífico paisaje de Yanqing –que ha dado su nombre al geoparque– modelando los elementos de su espectacular geomorfología: estratificaciones verticales, fisuras, domos enormes y vastos anticlinales. En Europa, América y África no hay zonas montañosas que se asemejen a la de este geoparque. El excepcional patrimonio geológico del sitio comprende un bosque petrificado, así como huellas de dinosauros que datan del Jurásico tardío y atestiguan la presencia de estos animales prehistóricos en el norte de China. Los utensilios de piedra y otros vestigios hallados en Yanquing constituyen un testimonio del rico pasado cultural de esta zona, probando la existencia de actividades humanas desde unos cuarenta a cincuenta mil años atrás. Las rocas intrusivas del sitio permitieron a sus primitivos habitantes excavar en el granito cuevas como las de Guyaju. Este lugar posee un fascinante conjunto de 110 viviendas troglodíticas, que es el más vasto de todos los asentamientos humanos de este género hallados en China hasta la fecha.

Geoparque Mundial de Idrija (Eslovenia)

Situado en el oeste de Eslovenia, a unos 60 kilómetros de su capital, Liubliana, este geoparque presenta una fractura muy acusada de la corteza terrestre, la Falla de Idrija, que es una de las mayores de los Alpes Meridionales, ya que se extiende desde Croacia hasta Italia, atravesando la totalidad del territorio esloveno a lo largo de unos 120 kilómetros. Debido a esta falla, los líquidos ricos en minerales de las capas más profundas de la Tierra fueron depositando cerca de la superficie de ésta sus materias, que empezaron a ser explotadas por el hombre desde finales del siglo XV. La importancia histórica de la minería en la región está indisolublemente unida a la explotación de la famosa mina de mercurio de Idrija inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial (2012). La identidad cultural, la forma de vida, la educación, la investigación, la industria, la sanidad y la gastronomía de la región están estrechamente vinculadas a la presencia de ese excepcional yacimiento mineral, descubierto en 1490, que trajo la prosperidad a la ciudad que lleva su mismo nombre.

Geoparque Mundial de Karavanke/Karawanken (Eslovenia/Austria)

El Geoparque Mundial de Karavanke/Karawanken recibe su nombre de la cadena montañosa de los Alpes que forma la frontera entre Eslovenia y Austria. El sitio se caracteriza por ser una zona de orogénesis activa, como lo demuestran las sacudidas sísmicas registradas recientemente en la región. El patrimonio tectónico y geológico del sitio es excepcional. Los fenómenos de elevación de la cadena montañosa alpina en el geoparque se deben a la colisión de las masas continentales de África y Europa. Estos fenómenos han dado lugar a la formación de una gama muy variada de rocas metamórficas. La historia geológica del sitio, que se remonta a unos 500 millones de años atrás, ha legado un rico patrimonio minero de yacimientos de hierro y carbón. Las explotaciones de las que se extraían diferentes clases de minerales en el pasado se han reconvertido en sitios turísticos y atraen a una gran cantidad de visitantes.

Geoparque Mundial de Sesia - Val Grande (Italia)

Situado al nordeste de la región del Piamonte, este geoparque comprende los dos valles alpinos vecinos de Sesia y Val Grande. Abarca también dos componentes del sitio del Patrimonio Mundial “Sacri Monti del Piamonte y Lombardía”: el Sacro Monte de Varallo y el Sacro Monte di Ghiffa. La tectónica alpina de la región y sus afloramientos rocosos permiten realizar una “verdadera excursión por toda la corteza terrestre” y, en particular, efectuar un recorrido desde las capas más profundas de ésta hasta la caldera hundida de un volcán fosilizado con un complejo de tubos de lava que llegan a 25 km de profundidad. Uno de los elementos más espectaculares del geoparque lo constituye la presencia de rocas procedentes de la parte inferior de la corteza terrestre que han aflorado a la superficie debido a procesos de orogénesis. Dos importantes formaciones rocosas del parque revisten también un interés histórico especial: el mármol rosa de Ossola, utilizado para la construcción de la catedral de Milán en el siglo XIV; y la esteatita, o piedra jabonosa, que ha tenido múltiples usos a lo largo de toda la historia. Además, los pueblos del valle de Sesia son depositarios de la historia del pueblo walser, una comunidad de habla alemánica que en el siglo XIII emigró a la región piamontesa desde el actual territorio del cantón suizo del Valais.

Geoparque Mundial de las Islas Oki (Japón)

El Geoparque Mundial de las Islas Oki se halla frente a la costa occidental de Honshu, la isla más importante del Japón. Geológicamente, su sustrato es un fragmento del continente euroasiático que se quedó rezagado durante la formación de la cuenca marginal que finalmente desembocaría en la formación del archipiélago japonés. Posteriormente, ese fragmento se vio sometido a los efectos de una violenta actividad volcánica. Un proceso geológico de ese tipo, combinado con una actividad semejante, es un fenómeno sumamente excepcional. El gneis del sustrato del geoparque de Oki constituye una prueba de su origen continental y, además, la abundante presencia de rocas volcánicas alcalinas en el sitio es un fenómeno extremadamente raro en todo el arco del archipiélago japonés. La erosión costera de las paredes rocosas ha creado un paisaje maravilloso con numerosas grutas marinas y un litoral de acantilados abruptos. La flora y la fauna que pueblan el paisaje natural de estas islas son realmente peculiares. Actualmente, se pueden observar todavía en el sitio huellas de la llegada de la vegetación de zona subártica (subalpina), que se produjo en la etapa más fría del último periodo glaciar. Este tipo de vegetación se combina con una vegetación de zona cálida-templada (basal).

Geoparque Mundial del Hondsrug (Países Bajos)

Situado al este de la provincia de Drenthe, este geoparque es el primero de los Países Bajos que se incorpora a la Red Mundial. La prominencia llamada Hondsrug (“Lomo de perro”) es la reliquia de un paisaje invadido por el hielo que configuró el territorio llano característico de lo que se suelen llamar “países bajos”. Vestigio excepcional de un alineamiento glaciar del periodo final de la glaciación de Saale, el Hondsrug es un conjunto de megaflutes recubierto por un conglomerado de residuos de rocas arcillosas. El agua derretida de los glaciares formó, debajo de la capa de hielo, crestas y valles que todavía se pueden ver claramente en el paisaje. Estas estructuras geológicas son únicas en su género en el paisaje euroasiático del Pleistoceno. El geoparque cuenta con grandes cantidades de fragmentos de rocas erráticas que difieren, por su volumen y tipo, de las rocas nativas de la zona en que se encuentran. El tamaño de esos fragmentos es muy variable: desde pequeños residuos de rocas arcillosas hasta rocas lisas de 40 toneladas de peso. Los glaciares acarrearon esas rocas desde Suecia y Finlandia y las depositaron en el Hondsrug. Hace unos 5.500 años, en la Era Neolítica, las piedras de mayor tamaño fueron utilizadas por los antiguos pobladores del sitio para levantar megalitos que, con el correr del tiempo, se han convertido en los monumentos más antiguos de los Países Bajos.

Geoparque Mundial de las Islas Azores (Portugal)

El Geoparque Mundial de las Islas Azores se halla en la confluencia de las placas tectónicas de América del Norte, Eurasia y África. De ahí que la configuración de su geomorfología se deba esencialmente a la acción de fuerzas volcánicas y tectónicas. Desde que los portugueses poblaron este archipiélago, a principios del siglo XV, se han registrado 26 erupciones volcánicas. La formación de las islas se debió a la actividad de 16 grandes volcanes poligénicos, generadores de magmas silíceos en su mayoría. Algunos de ellos presentan calderas de hundimiento y hay nueve que todavía siguen en actividad. Además, el sitio cuenta con más de 1.700 elementos volcánicos monogénicos, que o bien están diseminados por las laderas y las cumbres de los volcanes poligénicos, o bien pertenecen a once sistemas de fisuras basálticas. Entre esos elementos figuran domos, conos o anillos de tobas, maares y conos de escoria y de salpicadura. El patrimonio monumental comprende edificios de sillería realizados con piedras volcánicas labradas y está compuesto por numerosas casas solariegas, monasterios e iglesias, así como por varias fortalezas que son un testimonio de los ataques de piratas padecidos por las islas en los siglos XVI y XVII. Por otra parte, la pesca de la ballena, que antaño fue una importante actividad de los azoreños, ha dejado también un importante legado cultural en el archipiélago.

Geoparque Mundial Volcánico de Kula (Turquía)

Situado en la provincia de Manisa (Anatolia Occidental), a unos 150 km al este de Esmirna, este geoparque es el primero de Turquía que se incorpora a la Red Mundial. En su paisaje predominan conos volcánicos y corrientes de lava que datan de la Era Cuaternaria. Las últimas erupciones volcánicas en este sitio se remontan a unos 12.000 años atrás. En algunas capas de cenizas se pueden ver huellas fosilizadas de hombres prehistóricos. Los basaltos de Kula –que constituyen el único ejemplo de afloramiento rápido de rocas astenosféricas en la parte occidental de Anatolia– se formaron a causa del veloz desplazamiento hacia el sudoeste de la microplaca tectónica del Egeo que traslapa la placa de África. La región volcánica de Kula posee más de 80 conos de toba, maares, corrientes de lava y capas de cenizas volcánicas. Fundada en los primeros tiempos del Imperio Otomano, la ciudad de Kula es una de las más antiguas de esa época y fue un importante centro comercial debido a su posición geográfica.

Geoparque Mundial “Grutas del Palacio” (Uruguay)

Situado en la parte septentrional del Departamento de Flores, este geoparque es el primero de Uruguay que se incorpora a la Red Mundial. Las rocas del basamento cristalino del cratón del Río de la Plata se extienden por la casi totalidad del subsuelo del Uruguay y solamente afloran a la superficie en el sur y el este del país formando un peculiar paisaje de colinas, mientras que en el resto del territorio uruguayo ese basamento está recubierto por formaciones rocosas más jóvenes, volcánicas o sedimentarias, que sirven de sustrato a vastas praderas naturales de gran fertilidad. Las formaciones rocosas que se pueden ver en el geoparque son muy antiguas, ya que datan del Precámbrico, aunque también se pueden encontrar en él diversos tipos de rocas y sedimentos característicos de otros periodos geológicos. La parte septentrional del sitio posee diversos tipos de rocas sedimentarias del período Pérmico, como areniscas, ftanitas y ritmitas. La presencia de suelos lateríticos, con su característico color rojizo, se puede observar también en “Grutas del Palacio”, donde hay un pintoresco conjunto de cuevas. Esas cuevas forman un singular conjunto geológico con casi un centenar de columnas de unos dos metros de altura.

***

Contacto con los medios informativos:

Agnès Bardon

Servicio de Prensa de la UNESCO

Teléfono: +33 (0) 1 45 68 17 64

Correo electrónico: a.bardon(at)unesco.org

Más información

Galería de imágenes

 




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página