04.11.2015 - UNESCOPRESS

Adopción del Marco de Acción para la Educación 2030

© UNESCO/P. Chiang-JooAdoption of the Education 2030 Framework for Action (FFA), 4 November 2015

El Marco de Acción 2030 para la educación fue presentado y adoptado hoy en una reunión de alto nivel celebrada al margen de la 38ª reunión de la Conferencia General de la UNESCO.

“Hoy, con el Marco de Acción 2030 para la educación, gobiernos de todo el mundo se han puesto de acuerdo en cómo hacer de una promesa en el papel un cambio en el terreno”, dijo la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, en el acto de presentación.

El Marco de Acción Educación 2030 fue adoptado por más de 70 ministros y representantes de los Estados Miembros, de las Naciones Unidas, de organismos multilaterales y bilaterales, de la sociedad civil, de organizaciones regionales, de docentes, de universitarios, de la juventud y del sector privado.

Numerosos ministros y jefes de delegación tomaron la palabra en una reunión que se prolongó todo el día y que clausuró Kishore Singh, Relator Especial para el Derecho a la Educación, y el primer ministro de las Islas Cook, Henry Puna.

El Marco Acción es resultado de un amplio proceso de consultas y orienta a los países sobre la manera de cumplir con la agenda de Educación 2030. Se propone movilizar a todas las partes interesadas sobre los nuevos objetivos mundiales de la educación y plantea maneras de llevarlos a cabo. Coordinar, financia y revisa el programa de la educación para 2030, tanto a nivel mundial como regional y nacional, para garantizar igualdad de oportunidades educativas para todos.

“Es la primera vez a nivel mundial que se llevan a cabo consultas tan en profundidad sobre un nuevo objetivo de educación y con todas las voces en torno a la mesa. Es la primera vez que nos ponemos de acuerdo en torno a una hoja de ruta tan detallada”, dijo la Directora General.

La ministra francesa de Educación, Educación Superior e Investigación, Najat Vallaud-Belkacem, afirmó que su país ha adoptado los cuatro principios del marco de acción: el derecho a una educación de calidad y obligatoria, la afirmación de que la educación es una responsabilidad pública, la necesidad de brindar a los adultos oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida y la prioridad que debe darse a la igualdad de género.

“La convicción que guía nuestra política es que la desigualdad no es una fatalidad. Tenemos la responsabilidad de actuar y asegurar que el origen de los estudiantes no sea determinante en sus perspectivas educativas y oportunidades futuras”, dijo la ministra, que recalcó también la importancia de la educación para la ciudadanía mundial y el papel fundamental que pueden desempeñar las escuelas en la lucha contra el extremismo y en la promoción de valores como la libertad, la tolerancia y la no discriminación.

Los elementos esenciales del marco de acción se acordaron en mayo pasado en el Foro Mundial de Educación celebrado en Incheon, República de Corea. La Declaración adoptada en esa oportunidad representa el firme compromiso de los países y de la comunidad educativa en torno a un programa de educación único, Educación 2030, completo, ambicioso, integrador y con aspiraciones. La Declaración encomienda a la UNESCO, como organismo de las Naciones Unidas especializado en educación, que continúe liderando y coordinando el programa de Educación para 2030.

“El Marco de Educación 2030 define criterios ambiciosos… Necesita por lo tanto nueva financiación, para cubrir el déficit anual de 40.000 millones de dólares, para invertir allí donde las necesidades son mayores. Es preciso que cada país cumpla con el objetivo de destinar 6% de su Producto Interior Bruto a la educación”, dijo Bokova. “Es preciso también que el 0,7% de toda la ayuda oficial al desarrollo se destine a la educación. Si no queremos dejar a nadie rezagado, es necesaria más y mejor inversión apoyada en políticas más fuertes”.

La reunión de alto nivel estuvo organizada por la UNESCO junto con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de Población de Naciones Unidas (FPNU), el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Entidad de la ONU para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer (ONU Mujeres) y el Banco Mundial. En la reunión se anunció también la próxima incorporación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

                                                             ****

 




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página